Extra

Actualidad

Profe cuidó al bebé de su alumna mientras ella rendía Química

Noble gesto de una maestra en Piribebuy. "Fue espontáneo, me salió del corazón", dijo.

Leticia Gamarra (20) tomó sus libros y fue hasta el Centro de Educación Media Nº 16 de Piribebuy para jóvenes y adultos para rendir un importante examen de Química. La alumna está a un pasito de culminar el bachillerato, pero no podía ir sin su mayor motivación: su hijo de solo tres meses.

En un carrito estaba el bebé contemplando la guapeza de su madre, mientras ella intentaba superarse, hasta que el nene se inquietó.

Un gesto admirable de la profe Raquel Quiñónez asombró a todos. La docente de Matemática cargó a la criatura. Esta escena fue captada por Pablo López, el propio director de la institución, quien publicó la imagen que se viralizó.

“Su bebito se inquietaba, me acerqué y le pedí permiso para alzarlo, ya que ella necesitaba concentrarse en la evaluación, veo su esmero diario y estamos estamos para ayudar”, comentó a EXTRA la docente.

Por todo el salón, la educadora paseó al chiquito que se tranquilizó; Lety completaba la tarea.

Raquel también es mamá y recordó que en una ocasión tuvo que enseñar con su pequeño en brazos. “Los hijos no son impedimentos, pueden traerlos. Mi lema es hacer por alguien lo que quiero que hagan por mí, esto fue espontáneo, me salió del corazón”, concluyó.

Agradecida

Leticia quedó chocha. “Mi niño quería dormir, lloraba y no lo podía atender, la profesora le hizo jugar y todo, siempre tratan de apoyarnos, desde un principio me dijeron que podía llevarlo”, comentó.

Dijo que es uno de los pocos lugares que no rechazan a los bebés por “ruidosos”. “Un hijo motiva, no molesta”, manifestó agradecida.

López, comentó que su labor y la de los 14 docentes que conforman el plantel va mucho más allá de enseñar. “No solo somos educadores, marcamos vidas”, agregó orgulloso.

De niñeros: “Somos más que eso, marcamos vidas. A veces somos niñeros, doctores, psicólogos, con tal de ayudarles”, Pablo López, Director del Centro.

En el centro van 115 alumnos, de entre 20 y 60 años que no pudieron terminar sus estudios en tiempo y forma, siendo la mayoría trabajadores y muy sacrificados.

Dejá tu comentario