Actualidad

Preso salió en Netflix y ya tiene club de fans

El joven mató a su papá, ahora es el tatuador de los reos.

Un documental de Netflix impactó al rollo por mostrar cómo es la vida dentro de Tacumbú. Pero, las chicas vieron el lado “lindo” del desastre: el preso Pablo Valdovinos.

El documental Las cárceles más peligrosas del mundo incluyó a Paraguay, en su cuarta temporada. Uno de los entrevistados fue Pablo, de 28 años, quien asesinó a su papá en 2016.

A pesar del denso antecedente del joven, muchas chicas lo vieron muy churro, hasta crearon un club de fans, con sus fotos en Instagram.

Los muchachos se picharon y en masa salieron a decir, en Twitter, que a las mujeres “les gusta nomás luego los arrieros vagos y sin futuro”.

El reo indicó que fue condenado por homicidio doloso porque una mañana de septiembre del 2016 disparó a su papá, quien tiene su mismo nombre, tras muchos años de maltrato.

El tatuador de los presos expresó que su padre había abusado sistemáticamente de sus hermanas y que, incluso, una de ellas tiene un hijo, producto de abuso. Cuando sus padres se divorciaron, la mamá fue a vivir a Argentina y nunca regresó.

Valdovinos contó la misma historia a los investigadores, pero sus hermanas lo negaron rotundamente y señalaron que Pablo era adicto a las drogas y alucinaba cosas.

Tras el crimen, Pablo huyó, su idea era salir de país. Luego de tres días, cuando ya estaba por Encarnación, decidió entregarse. La policía lo capturó en un puesto de control. El parricida está bien posicionado en la cárcel, hace tatuaje a los presos y así paga por una habitación con llave propia.

Dejá tu comentario