Extra

Actualidad

Por G. 50.000 ofrecía a dos niñas indígenas

Dos hombres que prostituían a menores en la calle están detenidos e imputados. Con cámara oculta, la fiscalía pilló a los cafichos.

Eran las 22:30 del viernes. A y A., de 17 y 15 años, esperaban aquella orden. Desde hace tiempo ambas eran explotadas sexualmente. Las menores de la parcialidad indígena mbya guaraní eran “exhibidas” a un costado de la Ruta VII, en Caaguazú.

Una denuncia anónima alertó al Departamento de Investigación de Trata de Personas, a inicios de noviembre, y se ideó un plan para desbaratar la red.

Un operativo de película se realizó: uno de los intervinientes fingió ser cliente, mientras el equipo Antitrata estaba alerta. El hombre se colocó una cámara oculta y fue sobre una moto. El trabajo estuvo encabezado por la fiscala Natalia Acevedo, con autorización de un juez.

En el video facilitado por el Ministerio Público, se puede observar la manera en que se “negocia” placer a costas de las niñas indígenas.

“Ejupi jaha (subite, vamos), por G. 50.000 me dijiste”, dijo el hombre. En la escena apareció otra niña, quien les iba a acompañar por ese monto. De la oscuridad salió Arnaldo Mendoza Martínez, supuesto proxeneta que retenía a las menores contra su voluntad y las ofrecía.

Cobró G. 20.000

Las jovencitas mencionaron que a él le correspondía G. 10.000 por persona. El hombre cobró G. 20.000 y ambas indígenas subieron a la moto.

En ese momento, el equipo Antitrata y la policía llegaron al sitio y detuvieron al caficho. Según el informe, Juan Carlos Cristaldo Vera (40), otro implicado, huyó, pero luego fue atrapado.

Ambos fueron imputados y se pidió su prisión, mientras que las dos víctimas fueron llevadas a un albergue, de acuerdo a los datos policiales.

Dejá tu comentario