Actualidad

Polución: Farreaba a todo volumen en una plaza y fue detenido

Vecinos de Ciudad del Este lo denunciaron por ruidoso. En tanto que en Luque castigan a motocas cachafaz cortando su caño de escape.

Hartos de no poder pegar ni un sueño a la noche y del dolor de cabeza por los ruidazos, vecinos del barrio Remansito, de Ciudad del Este, denunciaron ayer a Arnaldo Benítez (20) por escuchar su música funky a todo volumen, desde su auto, en una plaza de la zona.

Tras la denuncia, el hombre estuvo demorado en la Comisaría 13 de la ciudad por unas horas y se le confiscó su vehículo, hasta rendir cuentas por polución sonora.

Ramona Ayala, una de las vecinas denunciantes, dijo que decidieron llamar a la policía porque ya era casi de madrugada y nadie podía dormir de su música a todo volumen.

“Era tan fuerte que sentimos que hasta nuestros párpados vibraban, le pedimos una vez para que se retire, pero no hizo caso”, contó la doña.

El Crio. Marcial Esquivel mencionó que no es la primera vez que proceden en este tipo de casos en la zona.

“Hay una plaza acá en el barrio y ahí desde el viernes a la tarde ya farrean, nosotros no estamos en contra de que se diviertan con la música, pero si molesta a los vecinos sí o sí les sacamos de ahí”, añadió el jefe de la comisaría de la zona.

En tanto, la fiscala del caso, Susan Vega, indicó que el vehículo quedará confiscado en la comisaría hasta que el denunciado declare.

Hasta 4 palos de multa por ruidos molestos

Si bien el delito de polución sonora no es sujeto a penas de cárcel, la Policía Nacional y las municipalidades pueden cobrar multas de hasta G. 4.217.000, dependiendo de la gravedad de la denuncia y el nivel del ruido molestoso extremo. Algunas municipalidades, como las de Luque y Limpio, con su Policía Municipal de Tránsito deciden aplicar multas de hasta G. 1.000.000 a las motos ruidosas y G. 500.000 por parlantes.

Con sierrita en mano

Tras denuncias de varios pobladores de Luque hartos del ruidazo de los caños de escape con roncadores, la Policía Municipal de Tránsito de la ciudad tomó como medida desde hace unas semanas nuevamente cortar con sierrita los escapes de todos aquellos motocas que anden por la ciudad con un extremo ruido.

Los agentes dijeron que las multas que aplican por polución sonora por los ruidosos caños de escape van de G. 500.000 a G. 800.000, además de sacarle el escape ruidoso a la moto.

Dejá tu comentario