Extra

Actualidad

Policías que hirieron a niñas salieron sonriendo de la Fiscalía

La menor que recibió tres impactos se recupera pero está shockeada.

Como si lo ocurrido fuera un chiste, los policías acusados de abrir fuego contra un transporte escolar y herir a dos niñas salieron de la Fiscalía sonriendo ante las cámaras de la prensa.

El oficial Néstor Vázquez y el suboficial Jorge Cañiza fueron imputados ayer por lesión grave y tentativa de homicidio doloso.

Fue el suboficial Cañiza quien disparó 50 veces contra una furgoneta que funcionaba como transporte escolar en Areguá. Su camarada Vázquez era el que conducía el auto Toyota color gris que utilizaron en el cuestionado procedimiento.

Más implicados

Tres policías más están implicados: Cristian Llanes Servín, Marcial Flores Gauto y Mario Luis Fariña Echeverría. Estos uniformados declararon que no participaron del procedimiento y que llegaron al lugar como refuerzo, cuando las dos pequeñas ya se encontraban heridas.

Mientras, la conductora del transporte escolar, Norma Beatriz Velázquez, asegura que los cinco estaban a bordo del coche.

“Estos tres policías arrimaron documentos y videos que los sitúan en otro procedimiento a la misma hora. La coartada es que fueron de apoyo. Ellos no fueron imputados pero siguen sujetos a la investigación”, dijo la fiscala Mirta Ortiz.

La agente acotó que, según los policías, Cañiza y Vázquez estaban tras los pasos de supuestos delincuentes que pretendían vender una furgoneta robada y que coincidentemente habían abordado una camioneta similar al transporte escolar.

Para colmo, los uniformados no se encontraban de servicio y tampoco hay informe del operativo ejecutado.

“A ellos (policías) no les importa la vida de nadie. Pido justicia para mi hija que se salvó de milagro”, dijoSergio Torres, papá de la víctima.

Conductora: "Pensé que ibamos a morir"

“Vivimos un momento de terror, pensé que íbamos a morir. Nadie me dijo que eran policías ni me pidieron que pare. Me siguieron, apuntaron y comenzaron a disparar. Pensé que eran ladrones, por eso aceleré”, dijo Norma Beatriz Velázquez, conductora del transporte escolar. Dos niñas fueron heridas.

La hija de 8 años de Andrea Gavilán recibió tres impactos y fue internada. La otra nena recibió un refilón de bala en la mano, pero está fuera de peligro.

Policía participó de otro procedimiento irregular

El suboficial Jorge Cañiza tiene como antecedente el procedimiento que terminó con la muerte del subcomisario Arístides Peralta, tras la intervención de un asalto frustrado en la sucursal de un banco, en Fernando de la Mora.

La esposa de la víctima, Lourdes López, aseguró que en la persecución al transporte escolar y en el procedimiento donde murió su esposo, Cañiza usó el mismo vehículo. “Esta vez también usaron los mismos argumentos”, lamentó.

Barrida policial

Tras la balacera en Areguá, el comandante de la Policía Nacional, Comisario Walter Vázquez, destituyó al jefe de la Policía de Central, Justo Ojeda, y el de Investigaciones de esa unidad, comisario Nelson Alderete Santacruz. En su reemplazo fueron designados el comisario Carlos Aguilera y el comisario Germán Arévalos, respectivamente.

Dejá tu comentario