Extra

Actualidad

Policía celoso ataca a tiros a un músico durante una fiesta

La víctima estaba bailando con la chica de quien el agente se gustaba. Este se puso celoso y le atacó a tiros, hasta destrozó su auto. La denuncia se realizó, pero los camaradas del uniformaron intentaron ocultar el hecho al Ministerio Público.

A Ricardo Mareco, suboficial 2º de la Policía, no le gustaba que la chica de quien gustaba estuviera bailando con otro hombre, en la fiesta de la Primavera organizada por la comisión vecinal del barrio Santa Inés, de Presidente Franco (Alto Paraná).

Mareco estaba con su hermano y juntos decidieron atacar a Gustavo Núñez (36), un músico. El hermano dio un golpe de puño en la espalda al artista, quien decidió evitar problemas con el uniformado y salió de la fiesta. No contento con lograr que Núñez se retire, el agente desenfundó su arma y gatilló contra él.

El joven músico corrió lo más que pudo y logró saltar una muralla para escaparse de la furia del celoso policía. Por fortuna, ninguna bala logró herirlo. Los hermanos, destrozaron los parabrisas del auto de la víctima.

No comunicaron a la Fiscalía

El grave hecho fue denunciado en la subcomisaría 12ª del barrio San Miguel de Presidente Franco, pero la fiscala de turno, Liliana Denisse Duarte, no recibió el informe, según los uniformados, porque los involucrados llegaron a un acuerdo.

De igual forma, Duarte envió a sus asistentes a la subcomisaría y ordenó la incautación del libro de novedades, donde sí constaba la denuncia de la víctima. En ese sentido, se pudo saber que el oficial de guardia durante el fin de semana era Joaquín Santacruz, quien, a pedido del policía involucrado en el grave hecho, no informó el hecho al Ministerio Público.

El subcomisario José Cabrera es el jefe de dicha dependencia policial. El mismo debe explicar ahora a la Fiscalía por qué no informaron del grave hecho.

El suboficial Ricardo Mareco se expone a ser imputado por homicidio doloso en grado de tentativa. Así también, los agentes de la subcomisaría que estaban de turno también se exponen a ser procesados por obstrucción a la persecución penal, ya que omitieron el hecho para salvar a su camarada.

Más policías retobados

Martha Mereles pasó el peor día de su vida el sábado sobre las calles Hernandarias y Montevideo, de Asunción, cuando un auto chocó violentamente contra el suyo, mientras viajaba con sus tres hijitos, de 3, 8 y 9 años.

En medio de la desesperación por saber si los chicos estaban bien, se bajó del auto. El momento fue aprovechado por el que le chocó para huir. Se trataba de un policía, Aladino Sánchez, quien al parecer estaba muy borracho. "Llamamos al 911 y vino una patrulla de la Comisaría 1°, pero estuvo solo un rato, porque supuestamente chocó a otra persona y se fueron”, se quejó la conductora.

Indicó que lo vergonzoso del caso es que no le quisieron tomar la denuncia. Una hora después fue a denunciar en la 1ra. Metro y le dijeron que no era de su jurisdicción. “Fui a la 3ra. y me dijeron que correspondía a la 1°. Todos se querían tapar", continuó.

Marta contó que la abogada del uniformado le aseguró que él se iba a hacer cargo de todo pero, sin embargo, nunca se comunicó con ella.

"No se ponían de acuerdo. Después de reclamarles, apareció el acta. Me dijo el guardia que cuando se trata de un personal policial se procede de otra forma. Me parece que eso está mal", dijo.

En tanto que en Ciudad del Este (Alto Paraná), otro oficial causó accidente. Adrián González (20) iba en moto y estaba a dos cuadras de llegar a su casa, cuando un auto le salió en su carril. Al intentar esquivarlo, el coche agarró la parte trasera de su biciclo y huyó.

Se trata del suboficial Eduardo Daniel Flores (40), quien se encontraba borracho. "Un vecino que también es policía le cerró el paso, pero el otro le amenazó para que lo deje", contó a EXTRA.

El hecho ocurrió el viernes último, en el barrio Ciudad Nueva de Ciudad del Este (Alto Paraná). El policía pagó los gastos médicos, pero no los daños de la moto. Además, realizaron el informe sin el acuerdo de la víctima.

Dejá tu comentario