Extra

Actualidad

Poli violento hostigaba a su ex: "Si me va a matar, al menos que sepan todos"

El uniformado tenía orden de remisión a la cárcel, pero según la víctima lo "escondían" y él salía para perseguirle.

Hasta el último centímetro de su cuerpo le temblaba, hasta las pestañas.

Invadida por la impotencia y el miedo al ver una silueta fuera de su casa, Pamela Cantero no tuvo mejor idea que agarrar un teléfono y marcar el número de una radio.

“El 9 de noviembre intentó matarme, me disparó. Yo corrí a la Comisaría 27 donde él trabajaba, por eso tenía orden de remisión a (la cárcel de) Misiones, pero nunca pasó”, lamentó la chica, quien prefirió llamar a una emisora en la noche del martes, antes que al 911.

La joven explicó a EXTRA que aquel día tomó esa decisión, luego de que el suboficial Francisco Javier Gómez, con quien compartió una relación por 11 años, le haya advertido que “no pasaría de esa noche”.

“Ya no me quiero callar, no quiero terminar muerta. Y si me va a matar, al menos que sepan todos”, refirió la víctima.

La mujer contó que el uniformado tranquilamente se movía por Asunción pese a la orden de remisión que tenía y además alardeaba de que “por 10 días nomás” se iba a quedar ahí y luego saldría, pues allí lo retenían hasta que las aguas se calmaran y luego lo liberarían. La chica admitió que está con mucho temor, pues el hombre es muy violento y hasta sus familiares le persiguen para que retire la denuncia. “Me llevaron obligada para desistir”, dijo.

Ya está preso en el sur

En la siesta de ayer, finalmente y luego de casi 12 días del hecho, el uniformado fue remitido a la Penitenciaría Regional de Encarnación, confirmó a EXTRA la comisaria Elena Andrada.

Quedará recluido en dicho penal debido a que en el de Misiones informaron que no hay lugar para admitirlo. Allí estará mientras dure el proceso penal. En paralelo, la Justicia Policial deberá investigar el hecho, por el cual el uniformado podría ser dado de baja.

Algunas estadísticas:

Un total de 10.605 llamadas al 911 De pedidos de auxilio por violencia intrafamiliar se tuvieron en total en el último trimestre, de agosto a octubre pasados, informó Paola Morínigo, del 911.

Aparte del suboficial Gómez, otros 18 policías fueron denunciados por violencia intrafamiliar en lo que va del 2018 en el departamento Central, informó la comisaria Elena Andrada, jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional.

También hubo 5.429 casos de violencia desde enero hasta octubre. En total fueron detenidos 1.109 garroteros, de los cuales 187 tienen arresto domiciliario, 652 están presos y 271 libres.

Dejá tu comentario