COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 6950
G 7150
PESO AR
G 25
G 32
REAL
G 1300
G 1360
PESO UY
G 150
G 200
EURO
G 6800
G 7200
YEN
G 35
G 60
clima
16.2º C

Actualidad

Polémico juicio a paraguaya que mató a concubino abusador

La mujer pilló que el tipo agredió sexualmente a su hijo de 13 años. Escondió el cuerpo en un ropero y le colocó cemento.

Una paraguaya mató a su pareja, un albañil también paraguayo, cuando se enteró que el tipo había abusado de su hijo de 13 años, fue llevada a juicio después de 3 años de investigación.

La compatriota podría ligar 13 años de cárcel en la Argentina.

El caso es polémico ya que ella aseguró que asesinó a su ex al enterarse que abusó de su hijo, sin embargo, para los investigadores, jamás denunció violencia doméstica contra su pareja.

En tanto, la Fiscalía pidió que la compatriota tenga prisión domiciliaria y que tenga tobillera electrónica durante los 13 años de condena y no ir a la cárcel.

EL HECHO

El hecho ocurrió el 18 de febrero del 2019 en una casa de la calle Corbacho al 1500, en Lomas de Zamora, en Buenos Aires.

La autora confesa del homicidio fue Gilda Rosalía Acosta, que en aquel entonces tenía 47 años, quien convivía con sus hijos de una pareja anterior.

Su víctima fue Richard Sánchez Escobar, 19 años menor que ella, y quien tiene dos hijos menores paraguayos, que viven en Buenos Aires.

PILLÓ EL ABUSO

Según los medios argentinos, Gilda descubrió los abusos que sufrió su hijo de 13 años, en manos de su pareja.

Ella perdió el control y mató a Richard. Luego de 48 horas de estar shockeada por lo que pasó se fue a la comisaría de Lomas de Zamora, se entregó y dijo: “Maté a mi pareja y lo puse en un ropero con cemento”.

Allí contó a los Policías argentinos la razón del crimen.

Gilda fue llevada a juicio y la Unidad especializada en Violencia de Género solicitó que la mujer sea imputada por “homicidio agravado por el vínculo”, según los datos publicados en medios argentinos.

DOMICILIARIA

La fiscalía pidió que ella sea condenada a 13 años de prisión bajo arresto domiciliario y con un seguimiento mediante tobillera electrónica.

El abogado de la mujer acusada consideró que la pena que se pidió para Gilda era muy alta y que no se ajustaba al caso.

El abogado pidió que ella reciba 8 años cárcel y no 13, más la posibilidad de prisión domiciliaria.

Esta petición será analizada y en breve se sabrá cantidad de años de condena. En el juicio, el hijo de la señora contó una serie de abusos sexuales sufridos en manos de su padrastro.

Pegó y lo asfixió

Según la declaración de Ña Gilda, se enteró de los abusos que sufrió su hijo en manos de su pareja.

Perdió el control por los nervios, tomó un garrote y le pegó por la cabeza, se desmayó.

Allí usó una piola y dio cinco vueltas por el cuello y lo asfixió hasta matarlo.

Después colocó el cuerpo en una sábana, metió al ropero, colocó cementó y así ocultó al finado.

Según su testimonio, estuvo dos días en su casa, no sabiendo qué hacer con la situación. Finalmente la señora recuperó la lucidez y decidió entregarse a los Policías y confesar el crimen.

Cuando llegó la Policía a la casa encontraron el cadáver justo donde la mujer dijo lo colocó, estaba entapiado.

Dejá tu comentario