Actualidad

Podrían congelar y triturar huesos de Stroessner en ADN

Tribunal brasileño concedió hacer el examen "post mortem".

El dictador Alfredo Stroessner murió hace casi 14 años. A estas alturas, para hacer una prueba de ADN se tendría que tomar muestras de sus huesos, indicó el forense Pablo Lemir.

Un Tribunal de Justicia de Brasilia ordenó exhumar los restos del dictador a pedido de Enrique Alfredo Fleitas, que reclama ser su hijo.

Todavía se desconoce la fecha en que se abrirá el ataúd, que yace en el cementerio Campo da Esperança, para extraer el material genético.

Si efectivamente se analiza el sustrato óseo, el resultado estaría en varias semanas porque es un procedimiento mucho más trabajoso que el que se hace con sangre o el hisopado bucal.

“Se saca el hueso, ese hueso hay que congelar, luego hay que triturar, eliminar los componentes inorgánicos del hueso como el calcio y todo ese tipo de cosas, ahí se extrae el componente biológico genético”, explica el doctor Lemir.

“Eso después hay que empezar a replicar en una máquina para poder tener una cantidad suficiente de ADN para comparar”, añade.

Para una prueba de esas se prefiere los huesos largos como el fémur (de la pierna) y los dientes molares, porque son los que concentran mayor cantidad de células.

Al que dice ser el hijo se le podría tomar una muestra de la mucosa de la boca, o en todo caso su sangre. Lo que se ve es si hay similitud entre los alelos de los genes.

Después se hace un cálculo matemático para decir que hay un 90% o 95% de coincidencia, o que no hay. Lemir indicó que también se pudo haber hecho el examen con la hija viva de Stroessner, Graciela Concepción, pero es mejor comparar directamente con la persona con la que se quiere comprobar el parentesco.

Familia Paralela

Supuestamente el tirano tuvo una larga relación y una familia paralela con María Mercedes Fleitas, más conocida como “Michelle”.

Solo uno de los hijos es el demandante. Primero procuró hacerlo en Paraguay pero no tuvo éxito. Así que inició la demanda en Brasil y tiene un abogado brasileño.

El abogado Julio Bertolini explicó a EXTRA que si todavía hay juicios de sucesión abiertos, el demandante puede pedir una medida cautelar de no innovar, para que no se venda ni se modifique nada mientras tanto.

Si ya toda la herencia se repartió, puede solicitar la nulidad y reapertura de un juicio para que le den su parte. Si los otros se oponen, el proceso llevaría años, pero también ellos pueden hacerle alguna oferta.

Dejá tu comentario