Extra

Actualidad

Pocos vienen de Argentina en estos días porque ¡hendy!

Si los compatriotas vinieron en diciembre, ahora ya no, afirman. A nivel interno el movimiento en la Terminal de Asunción no varía.

Si bien se esperaba menos movimiento en la Terminal de Ómnibus de Asunción en estos días santos, el director Jorge Peña afirma que casi no hay diferencia con respecto a años anteriores, salvo que hay pocos ingresos desde la Argentina.

Perla Chera, una compatriota que vive en Buenos Aires, cuenta que sus vecinos que vinieron en diciembre ya no viajarán por Semana Santa.

“No da el presupuesto para ir otra vez”, afirma. Incluso algunos de sus conocidos no pudieron venir el año pasado ni ahora, por la crisis económica del vecino país.

Perla estima que alrededor del 80% de los paraguayos allá trabaja en el rubro de las construcciones y que este sector está parado o a “media máquina”.

A dónde van más

Entre el viernes pasado y ayer unas 225.000 personas pasaron por la Terminal y se calcula que hasta el domingo serán unas 400.000.

A nivel interno la mayoría viaja a las ciudades del norte, como los departamentos de Concepción, San Pedro y Amambay, también hay muchas salidas hacia Alto Paraná e Itapúa. El Chaco es ahora uno de los destinos menos frecuentes.

El director también mencionó que están llenos los lugares para viajar a Brasil, a lugares como Camboriú y otras playas. Son menos los que van a vacacionar a Argentina, aseguró.

Micros liberados

Ayer se liberaron los buses para que cada empresa saque su flota según la demanda.

Normalmente salen y entran unos 900 colectivos por día, pero el lunes, la cifra subió a 1.000. El pico de viajeros va desde la tarde de ayer hasta mañana por la mañana.

Desde hoy estarán los Lince y la Montada para reforzar la seguridad.

Poquísimas ventas: Esperan repuntar en la Pascua

Doña Flora Segovia, una chipera que hace 31 años trabaja en la Terminal de Asunción, dijo que al menos hasta ayer ella notaba muy poco movimiento y, sobre todo, menos ventas. Lo mismo percibe doña Carmen Robles, que exhibe dulces caseros. Ambas trabajan en turnos de 12 horas diarias de por medio. Carmen espera repuntar el fin de semana, cuando la gente regrese a sus hogares. Epifanio García vino de Quiindy para ofrecer sus pelotas, pero al parecer “ipo’i la teju”, dijo.

Dejá tu comentario