Extra
Destacados

Actualidad

Pobladores de Nueva Londres se "embarraron" en la Fiesta del Tuju

La actividad es una tradición durante los festejos patronales en honor al Niño Jesús.

La plaza municipal La Paz, de Nueva Londres, fue ayer el epicentro de la algarabía y la tradición que ya caracterizan a la ciudad desde la década de los 80. Grupos de amigos y familias enteras participaron de la Fiesta del Tuju (del barro), que forma parte de los festejos patronales en honor al nacimiento del Niño Jesús.

Cada año llegan personas desde distintos puntos del país queriendo sumarse a la peculiar actividad, que consiste en bailar y jugar en el barro, al son de la bandita y diversos grupos musicales. No hacen falta concursos ni premios, la diversión consiste en embarrarse porque sí.

La principal organizadora es la parroquia del Niño Jesús. Luján Ortiz es una joven que estuvo trabajando en los preparativos y cuenta que las tareas comenzaron varios meses atrás. Tanta es la importancia que tiene, que ya contrataron a los músicos para el próximo año. Las entradas tuvieron un costo de G. 10.000 para cubrir los gastos.

“Es una tradición de la cual todos estamos reorgullosos y felices de compartir, es algo único”, afirmó la joven.

Festejo de 5 días

El viernes empezó con la corrida de toros en el ruedo central de la ciudad, el sábado se realizó la jineteada y luego la fiesta social, ayer se hicieron el torín y la fiesta del tuju. Hoy habrá procesión y serenata, y mañana será el último torín.

Cómo inició: Una lluvia que no aguó la fiesta patronal

Cuenta la tradición que la fiesta inició un año en que llovió durante las fiestas patronales y se suspendió el torín, pero la gente no quiso dejar de festejar y comenzó a bailar bajo la lluvia, jugando entre todos con el barro. Así fue la primera fiesta del tuju. Los pobladores recuerdan que antes se destinaban litros y litros de cerveza para mojarse y para formar el lodo, pero ahora cuentan con el apoyo de los bomberos, que con sus carros hidrantes mojan todo el predio.

Dejá tu comentario