Extra

Actualidad

Piden condena máxima para los que mataron de 44 puñaladas a un joven

El juicio debe iniciar este miércoles. Fue suspendido ya dos veces.

Eran las 04:20 de la madrugada del domingo 26 de noviembre del 2017, cuando Willian Acosta detuvo la marcha de su camión al ver a la vera de la ruta que une las ciudades de Tebicuary (Guairá) y La Colmena (Paraguarí), el cuerpo de una persona. Se trataba de Nelson Ramón Garcete Godoy (22), asesinado de 44 puñaladas.

La víctima había sido llevada aún con vida hasta el lugar; con las pocas fuerzas que le quedaban caminó hasta el sitio donde fue hallado. A pocos metros del cuerpo se encontró su pantalón vaquero y las únicas pistas eran las huellas de un auto. Desde un principio, se creyó que se trataba de un crimen pasional.

Nelson Garcete.jpg

Veinticuatro horas fueron claves para los investigadores, quienes se trasladaron hasta la capital del país para detener a Gabiota Aracelli Garcete Benítez (21) y su novio Segundo Ariel Gamarra Altamirano (20), autores del brutal crimen. La detención de ella se produjo en Asunción, mientras que el muchacho cayó en Lambaré.

Los detenidos tenían en su poder el celular de Nelson, su cédula y el calzado que había quedado en el vehículo de la mamá de Gabiota, el cual se determinó como la escena del crimen.

Gabiota y ariel.jfif

“Es imposible de creer, mi vecina es, a 6 cuadras de casa vive. Nadie nos va a devolver a mi hermano, pero ojalá por lo menos se haga justicia”, sostuvo en aquel tiempo Derlis Garcete, hermano de la víctima, quien junto a sus parientes y amigos, hoy día piden la pena máxima para los involucrados.

Juicio aplazado dos veces

El juicio debía iniciarse en mayo pasado, pero se pospuso hasta julio. Sin embargo, nuevamente se aplazó y las nuevas fechas se fijaron para los días miércoles (4), jueves (5) y viernes (6) del corriente.

"Se suspendió dos veces el juicio, ya no queremos que eso pase", lamentó visiblemente afectada Patricia Garcete, prima del fallecido. Los familiares de la víctima exigen la pena máxima de ambos procesados, pues según las investigaciones ambos habrían participado en el siniestro plan del asesinato.

De acuerdo a los datos, la chica recogió a Nelson de su casa a bordo del automóvil de su mamá (de Gabiota). En el vehículo se encontraba escondido Ariel, sin que la víctima se diera cuenta.

El criminal le asestó la primera puñalada por la espalda y luego habría obligado a su novia a participar del crimen. Posterior se trasladaron hasta la zona donde fue abandonado el cadáver y arrojaron al joven hacia la ruta.

Nelson atinó a dar algunos pasos antes de morir. Esto se presumió debido a que a unos cuantos metros fue encontrado tirado su vaquero, completamente ensangrentado. Aunque se creía que los autores pudieron haberlo arrojado durante su huida, pues también se encontraron huellas de un vehículo.

Dejá tu comentario