Actualidad

Perros ruidosos: Muni tiene decena de quejas

Dueña tiene 14 perros y su vecina le denunció. No solo los firulais tienen problemas, también aves.

Ya sea de día o de noche, los 14 perros que viven en una casa en el barrio hipódromo de Asunción no la dejan descansar hasta el punto de afectarle psicológicamente.

Actualmente el caso está siendo analizado por el Juzgado de Faltas de la Muni de Asunción y la dueña de la casa podría ligar una multa de hasta 3 jornales (G. 264.150).

Juan Cabral, jefe de la Unidad de Zoonosis de esta ciudad contó a EXTRA que son conflictos comunes entre vecinos.

Hace seis meses asumió el cargo y desde entonces recibió, al menos, 15 denuncias por mascotas ruidosas.

“Hay un caso donde los vecinos se quejan de los ladridos constantes de un perro pastor alemán en un departamento. Un lugar que no es adecuado para un animal de gran porte”, dijo.

Cabral agregó también un caso en donde uno se queja del ruido de un papagayo. “Aunque el ave está en buenas condiciones y el patio y su jaula es bastante grande”, aseguró.

Luego de saberse que los dueños de los perritos ruidosos pueden ligar flor de problemón con la Fiscalía por perturbación a la paz pública, nuestros lectores contaron sus vivencias.

Bertha Rodríguez de Luque está a punto de mudarse después de 15 años. La decisión definitiva vino porque ya no aguantan el escándalo de los 13 perros de su vecina.

“Mi hijo no dormía ni un sueño. Él ya vive en otro lado. Le dije a la dueña que molestaba. No le quisimos denunciar porque no queremos problemas con nadie. Vamos a mudarnos bien nomás”, expresó con resignación.

Descanso sagrado

“Sin bien es cierto, el perro tiene que ladrar, tampoco hay que dejar que lo hagan 24 horas. Tengo una vecina que su perro ladra sin parar. De madrugada es imposible dormir de él. De todas formas ya le pedimos pero ella solo ignora nuestro pedido”, lamentó Cinthia Esquivel.

Por su parte, Rafael Meza, adiestrador de perros, aseguró que desde que este animal fue domesticado, cumple una misión: alertar. “Es un comportamiento natural que no puede ser suprimido ni siquiera con entrenamiento”, indicó.

Dividen opiniones

“Tal vez le parezca una estupidez, pero no saben lo difícil que es vivir en un departamento y que tus vecinos tengan lleno de perros y nadie del edificio pueda dormir, lo dejan encerrado y los perros ladran por todo. Toda la noche ladran”, Cristian Vega. Doña Zuni y Berta cuando ya no dan de los ladridos de los perros, le tiran agua y se calman un chiqui. El conflicto está dividido, muchos le defienden a los pichichos que cuidan la casa de los ladrones.

Los más “denunciados”

  1. Perros
  2. Loros
  3. Papagayos
  4. Gallinas
  5. Gansos
  6. Patos

Dejá tu comentario