Extra

Actualidad

Perdonó a su pareja que le apuñaló porque se negó a tener relaciones

Un hombre quiso forzar a su concubina y terminó clavándole en la pierna. Él fue imputado, pero ella quiso retirar la denuncia después y echó toda la culpa a su vecina.

Darío M., un hombre de 25 años que vive en Presidente Franco, Alto Paraná, fue imputado por tentativa de coacción sexual y violación y por violencia familiar, tras atacar a su concubina.

Es que el pasado miércoles, alrededor de las 6:00, acuchilló a la joven de 20 años en la casa que comparten, tan solo porque ella se negó a mantener relaciones sexuales con él, según la denuncia.

La pareja, que tiene un hijo pequeño, se encontraba descansando en la madrugada, cuando a Darío se le ocurrió tener un encuentro íntimo.

Ella le dijo que no tenía ganas, pero horas más tarde el concubino le volvió a insistir. Ante una nueva negativa, este fue rabiado hasta la cocina, tomó un cuchillo y le hirió en la pierna derecha. Además la golpeó en distintas partes del cuerpo.

La joven logró zafarse, se escapó y fue a refugiarse a la casa de una vecina. Ese mismo día, la agredida hizo la denuncia ante la policía y el Ministerio Público. La fiscala Analía Rodríguez decidió imputar al hombre, ordenó su prisión preventiva y ahora está recluido en la Dirección de Policía de Alto Paraná.

Culpó a la vecina

Al día siguiente de la brutal agresión, la mujer quiso retirar la denuncia de la fiscalía. “Prácticamente le culpó a su vecina de incitarle a denunciar”, expresó la fiscala. Acompañada de un abogado, ayer presentó un papel escrito a mano diciendo que las cosas no habían sucedido como dijo al principio.

La fiscala dice que no se puede hacer caso a su pedido por la gravedad del hecho, que además está avalado por estudios médicos forenses.

“Hay un informe médico que no se puede refutar, un informe forense que dice que ella tuvo lesiones (...) Ella está bien, pero tiene heridas”, manifestó la agente fiscal. También intervino un psicólogo, cuyo informe estará listo en los próximos días.

La fiscala explicó que el intento de violación tiene una expectativa de pena de hasta 10 años y es un hecho de acción penal pública, por lo tanto no se puede abandonar.

Rodríguez mencionó además que el hijo de la pareja no tiene documento de identidad y no está reconocido por sus padres. “Hay una desidia ahí”, expresó.

Común: Quieren desistir de denuncias

“Normalmente, cuando se dan cuenta de que la cuestión es seria, quieren desistir”, sobre todo cuando hay hijos de por medio y el denunciado es el sostén económico de la familia, mencionó la fiscala Analía Rodríguez. “No sabemos tampoco si hay algún tipo de presión de parte de los familiares de él”, agregó. El Ministerio Público no dejará de investigar el intento de violación aunque la víctima haya desistido.

Dejá tu comentario