Extra

Actualidad

"Pensé que lo asaltaron", afirma el patrón robado por su empleado

Debía ir a casa de cambios, pero no regresó más. "No puedo creer que me haya hecho esto. Trabajaba con otros empresarios que me recomendaban", dijo el empleador vacunado.

Con las manos temblorosas y el corazón acelerado quedó Esteban Ariel Ruiz Díaz Báez (35), luego de que su secretario, que era de su confianza, se esfumara con una millonaria suma de dinero que debía ser destinada para pago de pedidos.

Según denunció el afectado, el jueves por la tarde le ocupó a Jesús Ramón Pereira Rojas (25) para que cambiara unos 168.500 reales (G. 250 millones) en dólares, en una casa de cambio de Ciudad del Este. Incluso le dio las llaves de su auto para que le sea más cómoda la diligencia, pero luego se borró del mapa.

“Él tenía que avisarme cuando realizó el cambio, le escribí y no me contestó, le llamé y daba apagado el celular. Ahí comencé a preocuparme, pensé que le pasó algo malo, que lo asaltaron y cosas así, pero luego me di cuenta de que me robó”, declaró a EXTRA la víctima.

El joven se ganó la confianza de su patrón, puesto que ya hace un año que trabajaba como secretario de la empresa; que se dedica al rubro de informática. “Yo conozco a sus familiares, padres, abuelos tíos, y sinceramente no puedo creer que haya hecho esto. Trabajaba con otros empresarios que le recomendaban, no sé por qué justamente a mí me perjudicó. De ahora en más ya no podré confiar en nadie”, lamentó el afectado.

El dinero no cuenta con seguro. “Espero que pronto se le agarre y por lo menos me devuelva algo, porque esa plata no cuenta con seguro”, confirmó Ruiz Díaz.

Después de algunas horas avisaron al dueño que su auto fue encontrado, pero de los ocupantes nada se sabe. Según las investigaciones, el joven Jesús no actuó solo, sino en complicidad con su hermano David Pereira (35), ya que de ambos no se sabe nada.

La policía local habló con los familiares, pero solo les dijeron que desde el jueves no tienen contacto con él. Jesús llevó a su señora e hija con él.

Otros casos similares

  1. Néstor Darío Giménez dijo que fue asaltado y despojado de G. 7 millones, que eran de su patrón, pero luego confesó que usó la plata en tragos y juegos de azar.
  2. El conductor de un repartidor de bebidas, Luciano González, planeó su propio “asalto” para quedarse con G. 98 millones: cayó preso tras contradicciones.
  3. La empleada María Coronel se ganó la confianza de sus patrones pero luego se robó G. 11.800.000 que eran para la operación de un niño.

Dejá tu comentario