Actualidad

"Pensé que era psicológico hasta que me confirmaron"

Samuel Riveros contó que desde el día 0 se aisló de su familia.

Un ligero dolor de cabeza llevó a Samuel Riveros a tomar una decisión que muchos pensaron era muy drástica.

Pidió prestada la casa a su abuela y se aisló de su familia. “La casa de abuela está deshabitada desde hace unos años. Ella viajó al campo”, afirmó Samuel.

“El 5 de abril empecé con los síntomas, pensé que era una fiebre estacional. Fui a IPS y me dieron reposo por 3 días. Pensé que pasado eso me iba a recuperar”, relató el joven de 30 años, que el sábado venció al coronavirus.

Fue el primer caso en Ñeembucú. Ahí mismo ya le tomaron la primera muestra y le advirtieron que era para saber si su cuadro no era por ese virus.

“Pero a todos los que presentaban cuadros respiratorios se les hacía”, aseveró.

Así pasaron dos días y los síntomas aumentaron. “Pensé que era algo psicológico por todas las cosas que vemos que ocurren, hasta que me diagnosticaron”, señaló.

Sin título1.jpg

Su comportamiento responsable lo llevó a recuperarse en poco más de dos semanas, una de ellas internado en el hospital Regional de IPS en Pilar, de donde salió victorioso y con un certificado de “buen paciente”.

Su caso es particular, pues permanece como de “nexo desconocido”, pues no se sabe dónde lo pescó. “Creen que puede ser por mi trabajo”, dijo, explicando que labura en un Puerto llevando y trayendo documentos.

Aislado pero no solo

Samuel comentó a EXTRA que el cariño de su familia fue una de las cosas que más le motivó para curarse pronto.

Sin título2.jpg

“Mamá me hacía todos esos remedios caseros que antes se usaban. El famoso vapor de eucalipto, horchata, limón con miel, gárgara de hoja de guayaba y esas cosas”, expresó.

Agregó que él no tenía contacto con ellos, le llevaban la comida y luego retiraban todas las cosas para desinfectar, y hasta el más mínimo detalle cuidaban.

Dejá tu comentario