Actualidad

Payo pateó a policía, ligó y después se fue preso

Un nuevo escándalo del exsenador: denunció mal uso de un vehículo y robo de un reloj.

La céntrica esquina de 15 de Agosto y Palma, de Asunción, se convirtió ayer en un imaginario ring donde el exsenador Paraguayo Cubas y policías intercambiaron patadas y socos.

Un tremendo lío se armó, el político se encadenó y terminó detenido.

La piedra del escándalo fue una camioneta del Ministerio del Interior estacionada frente a un centro comercial que llamó la atención de “Payo”, acompañado de su doña.

Fiel a su estilo, a los gritos, empezó a grabar un video con su celu para denunciar el supuesto uso del bien público para compras particulares.

¡Llevó la llave!

Fue a abrir la puerta del vehículo y encontró a un policía jovencito que no tenía idea de lo que pasaba y, como este no reaccionó rápido, Cubas le quitó la llave. Hasta el quepis de la FOPE llevó y exigió que se presente alguna autoridad para recuperar la camioneta.

Empezó a pedir por el ministro Arnaldo Giuzzio, titular del Interior. “Tou toñesû ko’ápe” (que venga a arrodillarse acá), repetía.

20210408-007materialA,ph02_13403_26027576.jpg
El controvertido exsenador estuvo varios minutos encadenado bajo la camioneta de la FOPE.
El controvertido exsenador estuvo varios minutos encadenado bajo la camioneta de la FOPE.

En los minutos siguientes, más de un transeúnte se habrá preguntado de dónde salieron tantos policías y qué reclamaban Payo Cubas y los jóvenes que aparecieron en escena. Pero ahí estaban los mirones, prestos para grabar lo que se veía venir.

La cosa se puso más caliente cuando los muchachos, socios o seguidores del exlegislador, arrancaron el portanombres a un policía y denunciaron que el mismo le robó el reloj a uno de ellos.

Hubo un careo intenso con los polis, a quienes Payo trataba de “kyra”, “pilas”, “bandidos” y hasta “churro campaña”.

En un descuido del uniformado, Cubas le propinó una patada de hacia atrás, y el agente respondió con un derechazo primero, y un golpe con la izquierda después. ¡Escándalo!

Un hombre identificado como Marco Cecilio Báez, el del reloj, también le dio una trompada a un agente, haciéndolo caer. El exsenador se encadenó después a la camioneta, por debajo.

Cubas y Báez fueron detenidos, ambos quedaron con rastros de haber sido golpeados. Giuzzio condenó el “accionar cobarde” de los civiles. “El personal debe actuar sin excesos, pero con firmeza para el restablecimiento del orden público”, tuiteó.

“Mi solidaridad con el compatriota policía que fue agredido cobardemente por la espalda, por Payo Cubas y sus secuaces. El anarquismo y populismo hay que desterrar del Paraguay. Cárcel para estos inadaptados sociales”, dijo en tanto el exarquero José Luis Chilavert en Twitter.

Dejá tu comentario