Extra

Actualidad

Parejas fueron en masa a arreglar casamientos "mau"

En San Cristóbal, se realizan jornadas de regularización. El Registro Civil abrirá oficinas especiales en cada departamento.

Numerosos matrimonios se acercaron el lunes a la Municipalidad de San Cristóbal, Alto Paraná, para confirmar que se casaron allí hace varios años y quedar en regla, ya que no figuraban en los libros del Registro Civil.

Todas las parejas vivían creyendo que eran marido y mujer ante la ley, hasta que hace poco la oficina registral alertó que podría haber varias actas de nacimiento, matrimonio y defunción mau, expedidas entre 2000 y 2015, aproximadamente.

El pedido era acercarse hasta la sede del municipio y revisar si su documento estaba asentado en los libros.

Lino Weber y Delamare Maldader se casaron en el año 2013. Ahora viven en Avaí, Caazapá, y tuvieron que dejar sus actividades en el campo para viajar y gestionar su regularización, lo que tal vez les iba a tomar todo el día.

Lejos de mostrarse molesto por el contratiempo, Lino dijo sonriente que “no importan tanto los papeles, sino lo que uno tiene en la mente y el corazón”, pero aun así le parece muy necesario tener sus papeles en orden. Su hijito de 4 años los acompañó; tenía el mismo problema con su partida de nacimiento.

Danieli Zoehler (23) y Marcos Do Couto (28), fueron también a arreglar sus papeles matrimoniales. Pero no todos tienen la misma preocupación: Los jóvenes contaron que una pareja de la zona decidió no regularizar su matrimonio porque, de hecho, ya querían divorciarse y prefirieron hacer de cuentas que nunca se casaron.

Toda la semana

El lunes fue la primera jornada y según el abogado Robert Cáceres, de la firma autorizada en San Cristóbal, se acercaron unas 200 personas.

Unos 1.000 pobladores serían los afectados por las irregularidades de gestiones anteriores.

Atenderán hasta hoy a las 17:00, y luego en el horario habitual

La oficina de San Cristóbal tuvo varias denuncias en los últimos años, el oficial anterior fue destituido tras una intervención. Las denuncias iban desde errores en los registros hasta cobros en paralelo. Mientras tanto la oficial de Naranjal se ocupa de las tareas.

Dejá tu comentario