Extra

Actualidad

"Parece que tuvo celos y remató por el bebé"

El chiquito de 1 año y 8 meses se recupera, mientras que la agresora, su propia madre ya fue llevada a la cárcel. La familia estaba de visita en Quiindy.

Su caballito de juguete estaba en un rincón. Tras jugar con él, volvía a ser un simple palo de escoba. Una discusión entre sus padres iba a originar uno de los peores días para el pequeño de 1 año y 8 meses.

La familia vino de visita desde Clorinda, Argentina, hasta la casa del abuelo paterno, en el barrio Ita Cajón de la compañía Comandante Carmelo Peralta, de Quiindy, Paraguarí. Pero la feliz estadía cambió el jueves.

Desconsoladamente, la criatura empezó a llorar del dolor y del susto. Sin piedad ni razones, su madre, R. V., una argentina de 36 años, le pegó con aquel palo.

El griterío rompió la calma en plena siesta y alertó a los vecinos, quienes fueron testigos de la discusión y la brutal golpiza.

“Dos señoras avisaron sobre la situación y fuimos a corroborar el hecho”, contó a EXTRA el suboficial Javier Cabrera, de la Comisaría 10ma. de ese distrito. El uniformado mencionó que los policías notaron enseguida las marcas visibles en la espalda del chiquito.

Por orden de la fiscala Teresita Paredes, la mamá alhaja fue detenida de inmediato.

A la cárcel

De venir a pasar unos días en el país, la doña terminó pasando la noche en el calabozo de dicha dependencia policial y ahora pasará sus días en la cárcel.

¿Celos? De acuerdo a las versiones que maneja la Policía, la pareja era algo conflictiva. “Aparentemente tuvo celos y remató por la criatura”, mencionó a EXTRA uno de los agentes policiales.

Cabrera confirmó a EXTRA que en la tarde de ayer la mujer fue trasladada a la Penitenciaría Regional de Misiones, donde guarda reclusión. “El trasfondo fue un conflicto de pareja que al final repercutió lastimosamente por el menor”, agregó indignado el agente policial.

Lío de pareja

Una de las versiones que se maneja es que la agresora tuvo celos, lo que desencadenó en un ataque de nervios y terminó rematando por su retoño.

De tantas agresiones, el bebé tuvo que ser atendido en el Hospital de Quiindy, donde se encuentra internado.

El papá del bebé, G. R., lo acompaña, pero no se descarta que también sea investigado.

Intervinieron, además del Ministerio Público, encargados de la CODENI, la Defensoría de la Niñez y el propio ministerio de la Niñez.

Por precaución

Pediatra no quiere entregarle al papá

Consultada por EXTRA, la doctora Rossana Franco, pediatra que recibió y atendió a la criatura, mencionó que el nene se recupera favorablemente. “Tenía marcas visibles en su espalda, ya le podemos dar el alta médica”, contó.

Sin embargo, no lo hará hasta que alguna autoridad de la Niñez se presente para retirarlo. “No quiero entregarle al papá después de lo que le pasó, él se muestra muy prepotente y yo no puedo ser irresponsable”, dijo.

Nervios. La doctora Rossana Franco, quien atendió al bebé, reveló a EXTRA la explicación que dio la mujer sobre lo que pasó. “La mamá dijo que por una crisis de nervios agredió al niño”, manifestó.

Dejá tu comentario