Extra

Actualidad

Paraguayos ofrecían a su hija como pago del alquiler

No solo abusaba el casero, también lo hacía el mismo padrastro.

Con solo 15 años, una joven tuvo que soportar un verdadero infierno por culpa de sus propios padres, que la “ofrecían” como una mercancía al dueño de la casa, con tal de que no les cobre por el alquiler cada mes.

El terrible caso está sacudiendo Argentina, específicamente en la ciudad de Quilmes. La madre y el padrastro, ambos de nacionalidad paraguaya, ya fueron detenidos.

Según los medios de prensa locales, la adolescente fue rescatada en los últimos días por efectivos de la Dirección de Investigaciones (DDI) de la localidad, después de una denuncia hecha por una de sus tías.

Aguantó de todo

La mujer R.P. (37) y su concubino, padrastro de la menor, J.A. (65), no solo “entregaban” a la niña, sino que el hombre también se aprovechaba de las horas que la mamá no estaba para abusar de la quinceañera en reiteradas oportunidades.

Así también, la policía local logró averiguar que la mamá trabajó en una empresa de limpieza hasta 2016 y que desde entonces ya no tiene ocupación. Actualmente ya está acusada de promoción y facilitación de la prostitución.

Por su parte, la Fiscalía de ese país indicó que la mujer, bajo amenazas y golpes de todo tipo, le entregaba su hija a Juan Bautista Rotela Domínguez (46), el dueño del inquilinato, para que mantuvieran relaciones sexuales y así la familia se salvaba de la renta, desde el 2017.

Rotela al igual que el padrastro, deberá rendir cuentas a Justicia por el delito de abuso sexual.

Investigan aborto

La Justicia argentina está tratando de confirmar otras de las situaciones extremas que le tocó vivir a la adolescentes en la versión de los vecinos y es que, según los testimonios recogidos en el barrio, la adolescente habría quedado embarazada de alguno de los dos hombres. Después de que se hayan enterado, la víctima fue llevada hasta una clínica clandestina para que pudiera practicarse un aborto.

La adolescente ya está lejos de sus agresores

Según el informe de las autoridades argentinas, la menor contó su cruda realidad y declaró en Cámara Gesell, corroborando todas las acusaciones en contra de su madre biológica y su padrastro. Afirmó, por ejemplo, que no importaba las veces que el dueño quisiera tener relaciones sexuales ni si todavía no se acercaba la fecha de pago por las expensas.

La Justicia del vecino país informó también que actualmente la adolescente queda al cuidado de personal de Protección a la Niñez de la localidad, lejos de sus victimarios.

Anunciaron que la expectativa de pena podría ir de 6 a 15 años de cárcel.

Dejá tu comentario