Actualidad

Paraguayos en Brasil: "Nos mantenemos con tortilla"

Muchos retornan acá porque quedan sin dinero para el alquiler.

Un costurero de Itá que vive desde hace cinco años en São Paulo, Brasil, relató que trabajan por “miseria” haciendo tapabocas.

“Paisanos nuestros cerraron sus negocios y los únicos que dan trabajo acá son los bolivianos y la verdad que la miseria se siente”, dijo José Agüero.

Contó que les pagan 7 centavos por los tapabocas que no valen ni G. 500 y dependiendo del modelo hacen 200 por día, que vienen a ser 14 reales o G. 20.000.

“Por esos 14 reales no comprás todavía ni carne. Y entre paraguayos nos ayudamos, alguien pone 5 reales, otro 10, y con tortilla nos mantenemos, a lo Paraguay, porque no hay salida al campo laboral”, afirmó.

Sin título.jpg

Ya hay enfermos

En esta región con más de 41.000 casos positivos de COVID-19, los paraguayos también se contagian.

“Casi tres días no pude respirar, no sentí ningún gusto ni olor, me dolió la cabeza y tuve escalofríos”, relató Irma García, oriunda de Alto Paraná.

Contó que con su marido; que es de Pedro Juan Caballero y que también se contagió, compraron a tiempo los remedios yuyos para hacer el vapor.

“Hicimos gárgara de sal, hicimos té de bicarbonato con limón, nos cuidamos. A mi hermana le tuvo en cama durante una semana pero ya estamos trabajando”, dijo.

Así también, Wilson Alfonso declaró que tiene varios amigos que están contagiados y que muchos compañeros de trabajo ya volvieron a Paraguay.

“Está yendo de mal en peor porque hay muchos casos”, explicó.

Sin título2.jpg

São Paulo es una de las localidades que más recibió a paraguayos que confeccionan para tiendas y fábricas que están cerradas. Allí la cuarentena se extiende hasta el 31 de mayo. Solo los que entraron documentados reciben el subsidio de 600 reales (G. 636.000) mensuales.

“Viven en carnaval”

“Acá los brasileños no respetan la cuarentena. Parece que acá todo el día es carnaval para ellos. No trabajan, pero todo es joda”, denunció José Agüero.

Rigoberto Cabañas, horqueteño quien hace 10 años que vive en São Paulo, también describió que “en muchas partes no se respeta la cuarentena aunque es difícil que volvamos a Paraguay porque vemos cómo sufren en el Puente de la Amistad y no les hace caso el Gobierno”, dijo.

Dejá tu comentario