Actualidad

Paraguaya con coronavirus: "QUIERO VER A MI FAMILIA"

Trabajando como peluquera, se infectó con el virus y está aislada.

En una pieza entre medicamentos, libros y películas, Graciela lleva la cuenta: Día 11, aislada y con coronavirus.

Diez años atrás, en Tobatí, se despedía de su familia y abordaba el avión que la llevaría a Madrid, España. Desde entonces, trabajó incansablemente en una peluquería.

El teléfono del salón de belleza sonó. Una clienta, muy apenada, contó que le diagnosticaron coronavirus y que hace diez días fue atendida en la peluquería.

“Mi jefa metió los datos de la señora en el ordenador y resulta que yo la atendí. No sentía ningún síntoma, pero al día siguiente me desperté con 38 grados de fiebre y me faltaba el aire”, recordó Graciela.

La peor noticia

La tobateña llamó a su amiga, que es médica, y le contó lo ocurrido. “Ella sabe que hace 6 años me detectaron cáncer y soy vulnerable a cualquier infección o bacterias, entonces consiguió que me hicieran una prueba” indicó.

Fue el peor fin de semana de su vida, sentía que la fiebre la hacía temblar y que la cabeza le explotaría de dolor.

El lunes 16 de marzo la prueba estaba lista: resultó positiva.

Día a día en encierro

Graciela vive sola en un departamento. De vez en cuando abre la ventana para mirar hacia el patio.

Una buena amiga, también paraguaya, está pendiente de ella. Le prepara desde el desayuno hasta la cena. En una bandeja, deja el alimento en la puerta y luego se va.

Graciela se coloca guantes, toma la bandeja y vuelve al encierro. Nada toca sin protección, ni siquiera la cerradura de la puerta del baño que solo ella lo utiliza.

“Las ropas que me saco, van metidas en plásticos y de ahí se saca sólo para llevarlas al lavarropas, estrictamente como indican los médicos”, detalló.

A la peluquera le han realizado tres pruebas, todas dieron positivas. Hoy deben sacarle nuevas pruebas. “Espero que mañana (por hoy) me digan que he sanado. Me gustaría poder ver a mi familia, abrazarlos y comerlos a besos”, expresó.

Graciela indicó que su intención no es meter miedo, sino crear conciencia y prevenir.

television-coronavirus.jpg
Viendo televisión,para pasar el día.
Viendo televisión,para pasar el día.

Dejá tu comentario