Extra

Actualidad

Pagarán a vecina por el gallo que comieron

La afectada había denunciado el robo del ave hasta en la comisaría. Los acusados sintieron vergüenza.

Los hermanos Aníbal y Aldo Careaga fueron a la casa de Liliana Pereira para pedirle disculpas por haber robado sus dos gallinas y un gallo, la semana pasada. Ambos se comprometieron a pagar lo que corresponde para que no haya pelea entre vecinos.

“Me dijeron que ellos no fueron los que robaron, pero sí le comieron a mi gallo, por eso se sienten culpables y con vergüenza”, contó la afectada. La mujer les dejó en claro que, si le pagan por los daños, quedarán en paz. Caso contrario, advirtió que irá hasta las últimas consecuencias.

Los jóvenes acusaron a un tal Cirilo de llevar el gallo a su casa y, como estaban borrachos y con hambre, decidieron matar al animal y cocinar algo para que sus estómagos dejen de “rugir”.

Las dos gallinas cuestan G. 70.000 y el gallo G. 50.000. En total, la doña pide G. 120.000 para poder comprar nuevamente otras gallinas.

“Yo no voy a dejar, es mi sacrificio y no da gusto que hagan así. Además, es para que aprendan a no tocar las cosas ajenas”, manifestó Liliana.

El jueves pasado, la señora escuchó unos ruidos extraños en su gallinero, creyó que era una comadreja que creaba alboroto, pero encontró unas huellas. Siguiendo las marcas, llegó a la casa de su vecino y ella misma vio cómo cocinaban a su gallo. Ocurrió en Capiibary, San Pedro.

Dejá tu comentario