Actualidad

Padres son obligados a ir al colegio para entregar tareas

Piden que las clases sean virtuales para no contagiarse del coronavirus. Se van todos los días para "no perder puntos", afirman.

Padres del colegio parroquial “Virgen de la Candelaria”, de Capiatá, viven angustiados desde hace dos meses, ya que afirman que la institución les “obliga” a asistir a clases a entregar las tareas de sus hijos, pese a la pandemia.

“Nos pusieron como condición ir sí o sí a retirar las tareas y llevarlas de nuevo al día siguiente, esto es ilegal en esta pandemia, arriesgamos nuestras vidas”, lamentó B. G., una de las denunciantes.

La comisión de padres de la casa de estudios acusó al padre José Velasco, director del colegio, por la decisión de que vayan hasta a reuniones durante la cuarentena.

“Unas semanas atrás también tuvo la idea de que nuestros hijos vuelvan a clase y que rindan presencialmente”, mencionó a EXTRA la doña.

Denuncia

Daniel González, uno de los padres que encabeza la protesta, indicó a EXTRA que ya presentaron la denuncia ante el Ministerio de Educación, así como en la comisión directiva de la parroquia.

“Es inhumano que sabiendo que Capiatá hasta fue declarada en emergencia por la cantidad de casos que tiene nos quieran seguir obligando a ir, arriesgar nuestras vida y de paso la de nuestros hijos”, dijo González.

“A consideración”

Tras la denuncia y el escrache que recibió en redes sociales, el director del colegio publicó un comunicado donde dejaban “a consideración” de los padres asistir o no al colegio. “Es libre, las familias que están de acuerdo, adelante, y los que quieran trabajar por WhatsApp, adelante”, dice parte de la nota. Los padres anunciaron que se manifestarán si el colegio sigue con la medida.

“Mucho temor”

“Desde hace unas semanas tratamos de hablar con el director, pero se niega. Por eso, preocupados, lo denunciamos en la supervisión. Hay mucho temor ahora en Capiatá porque son muchísimos los casos, el derecho a la salud está por sobre todo”, David González, denunciante.

“Indignante”

“El padre Velasco tomó como un negocio la cuarentena. Antes la institución era pública, él la convirtió en subvencionada y ahora subió la mensualidad, pagamos hasta G. 75.000 por mes y mucho no tienen por la crisis”, Griselda M, denunciante.

“Exageran todo”

“Solo son 44 padres los que arman este escándalo, además exageran todo porque se les pidió pagar la mensualidad. El director hizo mejoras en el colegio y eso cuesta plata, algunos hasta se olvidan de su responsabilidad”, Ana B., madre de un alumno.

Dejá tu comentario