Extra

Actualidad

Padrastro tenía dramática nota de socorro en riñonera

Quiso ayudar a los niños a través de una servilleta.

El amor por el kick boxing unió durante dos largos años las vidas de Dalma María Rojas Rodas y Bruno Javier Marabel. Pese a que él era unos años más joven (tenía 19 y ella 23), se llevaban bastante bien. Incluso, él le tomó cariño a los hijos de Dalma: Saulo (4) y Santino (6): el menor hasta lo llamaba "papá".

Sin embargo, con el tiempo la relación fue deteriorándose y hace alrededor de tres semanas, Dalma había puesto fin al noviazgo.Bruno, quien se hacía llamar Cangry, no supo aceptar la ruptura y hostigaba constantemente a su ex.

Llamativamente, los cuerpos fueron encontrados el lunes en dos habitaciones de la vivienda ubicada sobre Oliva y Montevideo, en Asunción, alquilada por la familia. Según datos policiales, en el sitio vivía hasta ese día Bruno, quien al enterarse que saltó todo, intentó huir del país.

También fueron asesinados el padrastro de Dalma, Julio Rojas, su madre Elba Rodas y los dos hijos de la chica. Quiso salvarlosEn la riñonera de Julio los investigadores hallaron una llamativa esquela. "Estaba escrita en dos partes en una servilleta", contó la fiscala Esmilda Álvarez.

"Parecía pedido de auxilio, había iniciales en una de ellas", agregó. Se presume que Julio intentó alertar a quienes pudieran encontrar su cadáver sobre la existencia de los niños, a quienes no imaginó que también matarían con tanta saña.

"El abuelastro era el único que cuidaba a los niños, él les quería mucho", señaló la agente del Ministerio Público. El médico forense Pablo Lemir, por su parte, indicó que por la grafía pudo haberla escrito mucho antes de ser asesinado.

Karaoke al lado de los cadáveres

Comentarios en la red complican a Bruno.Varios comentarios dejó Bruno en publicaciones de Dalma, intentando llamar su atención. Las publicaciones datan de dos semanas atrás.

La fiscala Álvarez contó a EXTRA que, justamente, el sábado él y los demás detenidos compartieron una noche de asado y karaoke en la casa, donde ya estaban enterrados los cuerpos. En el sitio se encontró una factura de supermercado.

Imputados

Bruno fue imputado por feminicidio y homicidio doloso; Alba Armoa, Marcelo y Aracelli Sosa Díaz como cómplices. "No pudieron no darse cuenta. La casa era un desastre y había sangre y mal olor", dijo la fiscala del caso.

Por temor

"Yo estoy plenamente seguro de que mi hijo (Marcelo) es inocente", dijo Félix Sosa, papá de 2 detenidos, asegurando que sus hijos se entregaron porque en la zona hay cámaras en que se los iba a ver e iba a creerse que participaron del crimen.

Muy sereno

Aide Díaz, madre de dos detenidos, contó que Bruno se mostraba tranquilo y que no imaginó lo que había hecho. "Estaba muy sereno, me dijo que su pareja estaba de viaje", refirió. Indicó que sus hijos están implicados por la farra a la que fueron con Bruno.

Ella colaboró

"Me llamó y me dijo: Mamá, estoy bien, me agarraron por culpa de mi compañero de trabajo. Es un asesino”, contó Karina Armoa, mamá de la novia. Añadió que su error fue ir a la casa, pero que está segura de que ella no tuvo que ver en el asesinato.

Dejá tu comentario