Actualidad

Obligado a trotar frente a caballos de la montada en la calle: "Les supliqué que paren"

Cristian Servín dijo que ligó patadas y golpes de puño de agentes.

El video de un joven, trotando en medio de la calle con las manos atadas y seguido por 8 caballos de la Policía Montada, indignó a muchos en las redes sociales.

Ocurrió en la noche del miércoles y su protagonista, Cristian Servín, reveló ayer las torturas que sufrió tras ser perseguido por los agentes, quienes le dispararon balines de goma.

Dijo que corrió desde la Plaza Uruguaya para alejarse del tumulto en el microcentro, tras el rechazo del juicio político al presidente Mario Abdo Benítez y al vicepresidente Hugo Velázquez.

Contó que lo interceptó una motocicleta patrullera y ahí ligó patadas. “Me maltrataron mucho y les supliqué que paren porque no podía respirar”, dijo.

Entonces, le ataron las manos con una cuerda y pusieron su remera albirroja alrededor del cuello, para zarandearlo, como si fuera un animal con riendas.

Desde allí, le obligaron a correr delante de los caballos unas 8 cuadras, hasta que se desplomó del cansancio.

Llegaron dos Linces en moto, lo alzaron en medio y el que sentó atrás le dio trompadas en la cabeza durante el trayecto, hasta llegar a la comisaría, sostuvo el manifestante.

Tenía golpes en varias partes del cuerpo y una herida de balín debajo de las costillas, según mostró en una entrevista al canal Noticias Paraguay (NPY). El hecho fue calificado como “terrorismo de Estado” por la abogada Diana Vargas.

Liberaron a las 27 personas detenidas

Los 27 detenidos tras las protestas de la noche del miércoles fueron liberados ayer tras comparecer ante la Fiscalía; solo tres declararon y el resto se abstuvo.

Ángel Ramírez, fiscal del caso, explicó que no imputó a ninguno de ellos porque la Policía comunicó varios hechos punibles, entre ellos por perturbación de la paz pública, pero no especificó la conducta de cada apresado. Ahora, se verán los videos de seguridad de la zona de los disturbios.

Escopetero debe declarar

Juan Romero, suboficial inspector de la Agrupación de Seguridad de la Comandancia de la Policía Nacional, fue citado a declarar esta mañana a las 8:00 hs. ante el fiscal Ángel Ramírez, tras aparecer en un video disparando contra manifestantes con una escopeta. Estaba con otro agente, Orlando Díaz, ambos de civil, custodiando la sede de la ANR en la esquina de 25 de Mayo y Tacuary (Asunción). Romero se expone a una imputación y en su caso podría ligar hasta 5 años de prisión.

Dejá tu comentario