COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 6940
G 7010
PESO AR
G 23
G 29
REAL
G 1310
G 1350
PESO UY
G 150
G 200
EURO
G 7000
G 7150
YEN
G 35
G 60
clima
19.8º C

Actualidad

Novia de Bruno Marabel dormía en la casa del horror sin saber nada, dijo abogada

Las dos jóvenes imputadas por el crimen de la familia Rojas Rodas declararon hoy ante la Fiscalía. La defensora de Alba Armoa contó que Bruno la dejaba encerrada en la casa.

La abogada de las dos mujeres detenidas por el caso quíntuple homicidio, Linda Insfrán, dijo que Alba Armoa inició una relación sentimental con Bruno Marabel recién el 29 de setiembre, luego de un paseo por la Costanera. “Esa noche ella por primera vez se quedó a dormir en esa casa (la casa del horror). Bruno le dijo que él era soltero y que Dalma era su hermana”, manifestó la defensora.

Desde esa fecha, Alba frecuentaba la casa, donde se iba a dormir ya que en esos días cubría a otros compañeros de trabajo y pasaba la mayor parte del día en su puesto. Así lo confirmó otra de las abogadas de la joven, Griselda Acosta.

Alba describió a Bruno como una persona amable, respetuosa, trabajadora y responsable. En ese tiempo él la cortejaba, pero a partir del 3 de octubre comenzó a sentir algo raro en Bruno. Él adoptó un carácter cambiante, dejaba de lado su aspecto, incluso ya no se quería bañar, pero aún así iba a trabajar, según la versión de la joven.

“Alba comenzó a tener miedo cuando el chico le amenazó. Ella quería irse de la casa, pero ahí este joven le dijo ‘probame, vos tenés mamá, tenés familia, probame y sabrás de lo que soy capaz’. Así le tenía amenazada y ella tenía miedo”, contó la defensora.

Declararon hoy

Las dos jóvenes, Alba Armoa y Araceli Sosa, declararon en la mañana de este jueves ante el Ministerio Público. Ambas eran compañeras de trabajo de Bruno Marabel, principal sospechoso de ser el autor del quíntuple asesinato.

La defensora mencionó que las dos chicas brindarán nuevos nombres de otras personas que también fueron a la casa de Bruno, que son compañeros de trabajo y allegados a Bruno. Según las declaraciones, el joven invitaba a sus compañeros de trabajo a cenar en la casa, supuestamente para borrar evidencias que lo puedan involucrar con el asesinato.

Dejá tu comentario