Actualidad

"No juntamos ni para el pan del día por esta cuarentena"

Taxistas y Ubers, entre los más afectados por el encierro.

“Para mí, todos los días son como un viernes santo desde que anunciaron la cuarentena”, dijo Eladio Cañete, un antiguo taxista de la parada 58 de Asunción.

El trabajador del volante contó que “con suerte” logran tener dos o tres clientes por día desde que se anunció la suspensión de actividades para evitar la propagación del coronavirus en el país.

“No hay nada, desde el miércoles estoy de balde en mi parada. Los pocos clientes que logro tener al día me piden que les lleve solo unas cuadritas. Si sigo así no sé cómo voy a darle el pan del día a mi familia, este era nuestro único sustento”, contó a EXTRA el taxista.

Juan Alguilera, taxista de la parada 30, de Asunción, mencionó que el viernes no tuvieron ni un cliente y ayer a la mañana solo dos en su parada.

“Estamos pescando desde las 5 de la mañana acá por clientes, pero no hay nada, nos desespera esta situación”, señaló.

“Soguevirus”

Ana Blanco (25), conductora de Uber, declaró que, si no mueren por el coronavirus, van a “morir de hambre”, ya que desde el encierro ciudadano casi no tiene pasajeros.

“Tengo apenas dos clientes por día si tengo suerte. Este no es coronavirus, este es un soguevirus que va a acabar con nosotros si seguimos así”, indicó la uber.

Pedro Pereira (36), otro chofer de Uber, dijo que “se ingenia” para atraer clientes durante la suspensión, pero que igual no tiene muchos clientes.

“Les escribo a mis amigos, publico en las redes que soy uber y que tengo ofertas, pero igual tengo pocos clientes, nadie sale”, lamentó.

Nuevo protocolo

Tanto taxistas como ubers coincidieron en que tienen un nuevo protocolo de trabajo: están obligados a desinfectar dos veces al día su auto, tienen prohibido llevar varios pasajeros y viajar con la ventanilla cerrada.

Dejá tu comentario