Extra

Actualidad

"No hay trabajos de hombres y de mujeres"

Guapa trabajadora está aprendiendo sobre mecánica y soldadura y sueña con tener su propia empresa.

Cada día existen menos barreras para que hombres y mujeres se dediquen a lo que les apasiona sin distinción de género.

Un ejemplo de ello es Ada Domínguez, una guapa trabajadora de 29 años y madre de una niña, que no se deja estar y cada día busca aprender todo sobre mecánica, que es lo que siempre le gustó.

Ella trabaja en la fábrica de varillas de acero Vemarcorp, de Villa Hayes, y es la única mujer en el área de mantenimiento. No es soldadora todavía, pero con ayuda de sus compañeros se está capacitando para convertirse en profesional en la materia.

Ahora se encarga más bien de registrar las horas extra, las ausencias, y tareas de secretaría, pero aprovecha cada recorrido para agarrar las herramientas y ayudar a sus compañeros, con quienes se va perfeccionando.

“Les pido que me enseñen de todo un poco, para superarme cada día” cuenta Ada. Su meta es seguir la carrera de ingeniería mecánica y tener su propia empresa. “También tener mi propia casa y darle una mejor vida a mi hija” agrega.

Asegura que le molesta escuchar que la gente limite a las mujeres para realizar ciertos trabajos. Espera pasar pronto a hacer las mismas tareas que realizan sus compañeros varones en la empresa.

Ejemplo de tenacidad

“Estos trabajos no son solamente de los hombres, nosotras las mujeres también podemos hacer” dice tajantemente Ada.

“Yo llevé mi carpeta varias veces, y mientras me iba a limpiar casas, lavaba ropa, de todo hacía, siempre le llevaba conmigo a mi hija y le decía que todo lo que yo hacía era por ella”. Considera que tiene que dar el ejemplo a su pequeña como lo hizo su mamá, en pos de la igualdad.

Dejá tu comentario