Extra

Actualidad

Ni las plantas se salvaron de los malandros en Concepción

Embed
Embed
Con la intención de dar un nuevo rostro a la ciudad, funcionarios de la Municipalidad de Concepción convirtieron neumáticos en planteras y compraron plantas para sembrarlas en puntos estratégicos. Todo quedó hermoso, pero no duró mucho, pues malandros de la zona se robaron la variedad de flores del arreglo. Desde hace una semana, trabajadores de la Dirección de Higiene y Salubridad empezaron a recolectar las ruedas de los talleres mecánicos y del vertedero. Luego, las pintaron y el jueves colocaron las plantitas frente de la Municipalidad, al lado del cementerio y en la entrada de la ciudad. Al día siguiente, uno de los empleados volvió para continuar los trabajos de hermoseamiento, pero se encontró con que gran parte de lo que había plantado desapareció.
Embed
“Sacaron de la raíz, con las bolsitas y todo, tampoco encontramos los restos de las plantas”, relató Édgar Sosa, director de Salubridad. Descartó la posibilidad de que haya sido obra de animales, ya que ni siquiera encontraron huellas. Las plantas de jardín, resistentes al sol, fueron compradas de un vivero de la zona. Entre lo robado había unas palmeritas y dos Santa Rita. Cada maceta tenía un mínimo valor de G. 25.000, según Sosa. “Algunos vecinos dicen que un motociclista se bajó en la zona, pero otros dicen que se bajaron de un auto y empezaron a patear la cubierta”, indicó el trabajador. Mencionó que hay una posibilidad de que se trate de personas malintencionadas, aunque también suelen ocurrir actos delictivos en la ciudad. Saquean patrimonio histórico No solo roban plantitas, sino que también patrimonios históricos, como el caso de los varios metros de rieles del ferrocarril que fueron hurtados en un tramo comprendido entre Pirayú y Paraguarí. Roberto Salinas, titular de Ferrocarriles del Paraguay, dijo que ya están tras los pasos de los implicados. Contó que la gente usa el hierro para construir viviendas en la zona.  
Embed