Extra

Actualidad

Nena que tragó una moneda esperó 12 horas en hospital

No había un médico de guardia en la noche y madrugada; el director del Acosta Ñu explicó que la extracción podía programarse.

Una niña de 3 años tragó una moneda de 100 guaraníes en la tarde del lunes y esperó alrededor de 12 horas para que un médico le haga la extracción en el Hospital General Pediátrico Acosta Ñu, de San Lorenzo.

El papá de la pequeña, Juan Pérez Cubilla, dijo que al llegar recibieron una atención rápida, pero que los médicos de guardia no podían sacarle la moneda porque ese era trabajo de un endoscopista, y en la guardia no estaba presente ninguno.

“Me dijo la doctora que en nuestro sistema de salud hay muy pocos especialistas en eso”, contó desesperado el papá de la nena a Telefuturo.

Dada la situación buscaron alternativas y averiguaron en otros hospitales públicos. En Clínicas había un especialista pero faltaba el anestesista, y en el Hospital Nacional de Itauguá no había lugar para recibirla.

Finalmente, decidieron esperar al especialista del Acosta Ñu y pasaron toda la noche y madrugada angustiados, ya que la pequeña no podía consumir nada, sentía dolor y su garganta comenzaba a sangrar por la fricción del objeto.

Ayer salió de alta

El director del hospital, Pío Alfieri, mencionó que el caso fue resuelto ni bien llegó el especialista, alrededor de las 8 de la mañana, y que la paciente iba a volver a su casa en el día. “No supieron manejar nomás la angustia”, dijo refiriéndose a la impaciencia de los padres.

Explicó que la vida de la criatura no corría peligro. “En ningún momento estuvo en riesgo la nena, porque (la moneda) estaba en el esófago”, afirmó Alfieri.

Mencionó que en todos los hospitales dependientes del Ministerio de Salud faltan endoscopistas de guardia, porque no hay muchos casos en que se los necesite urgentemente, salvo que el caso sea muy raro o peligroso, como la ingesta de pilas. Las otras extracciones se pueden programar y en general, tragar monedas no es muy peligroso, dijo el alto funcionario al diario EXTRA.

Casos peligrosos: Niños que tragan pilas de reloj

El director del Acosta Ñu mencionó que cada vez son más frecuentes los casos de niños que tragan las pilas pequeñas que se usan para relojes. “Esas pilas son muy peligrosas y hay que sacar urgente antes de las 3 horas”, explicó.

Dichos objetos tienen una corriente eléctrica que, en contacto con el esófago o el estómago húmedo, puede perforarlo. “Directamente quema”, advirtió. Esto es lo más peligroso en cuanto a la ingesta de objetos extraños, mencionó.

Dejá tu comentario