Extra

Actualidad

Negligencia médica: "Ya no le sentía a mi bebé y dijeron que eso era normal"

Desgarrador relato de una joven que perdió a su primer hijo.

Ramona Reyes (28) y Walter Sanabria, tenían la ilusión de mecer en sus brazos a su primer bebé, que esperaron por nueve meses, pero la cunita que prepararon está vacía.

Oriundos de Sidepar, que queda a unos 300 km de Coronel Oviedo (Caaguazú), la pareja juntó el ajuar del bebé, lo cargaron en un bolso y se fueron al albergue del Hospital de Coronel Oviedo, faltando dos semanas para la fecha del parto, justamente para que los médicos tengan todo monitoreado. Sin embargo, la atención no fue la adecuada y lastimosamente la criatura falleció en la panza de la mamá, según denunciaron, porque tardaron cuatro días para el parto.

“El sábado comencé a sentir las contracciones y fui a consultar, la doctora me dijo que estaba en la dilatación 1 y que espere más, que quizás por ser primeriza tarde más y me mandó de vuelta”, dijo la desconsolada mujer.

En ese tiempo el bebé estaba bien, sin embargo, el martes a la madrugada, la víctima comenzó a sentirse mal y a perder líquido. Eso la asustó y volvió a consultar. Una vez que la controlaron, le dijeron que todo era normal. Luego la revisaron y por el guante de la doctora salía sangre.

Harán autopsia

“Me dijo que no me asuste si sigo sangrando, que era normal y me mandaron de vuelta. Ahí le dije que yo ya no le sentía a mi bebé y me volvieron a decir que eso era normal que quizás el bebé se estaba poniendo duro para nacer, pero nació muerto”, dijo entre lágrimas la mujer. Lamentó que las recomendaciones de los médicos suelen ser: que si se pierde sangre o algún líquido, o si se tiene fiebre, se recurra rápidamente al hospital, pero a ella le mandaron de vuelta a las 4:00.

“Yo les dije a los médicos que le operaran, pero no le querían operar. Si le operaban iba a estar con nosotros ya nuestro hijo”, dijo Sanabria, pareja de la joven.

Los afectados presentaron una denuncia formal ante el Ministerio Público, por supuesta negligencia médica. Por su parte, el fiscal Alfirio González solicitó la realización de autopsia, por lo que el cuerpo de la criatura será trasladado a Asunción.

El abogado de la pareja, Santiago Sanabria, lamentó la excesiva demora del Ministerio Público para ordenar la autopsia a ser realizada.

“Un anticipo de prueba debe ser rápido, y según los funcionarios es largo lo que tienen que transcribir. Seguimos esperando, los padres aún no pudieron velar a la criatura y darle cristiana sepultura. Acá quisieron entregar un simple certificado de defunción sin explicar el por qué. Ni el director del hospital nos dijo nada”, expresó.

Dejá tu comentario