Extra

Actualidad

Narco mexicano habría abusado de su hijo en la Agrupación Especializada

La mamá le llevaba de visita y creen que lo dejaba días en la celda. El Defensor del Pueblo tomó intervención del caso tras las amenazas de muerte al denunciante. El niño de 4 años contó a su tío que su padre le daba patadas en una piecita.

Un espeluznante hecho fue denunciado ayer por el Defensor del Pueblo, Miguel Godoy. Se trata de un caso de abuso sexual y maltrato contra un niño de 4 años, nada menos que en la Agrupación Especializada.

Según la denuncia hecha por el tío materno el 8 de agosto, el menor era sometido a manoseos en plena celda cuando iba a visitar a su padre biológico J.G., un mexicano que cumple allí una condena por asociación criminal y narcotráfico.

Quien llevaba al pequeño era la propia madre, quien según el denunciante tendría cierto grado de complicidad. “La primera medida fue darle la guardia al tío, separarle al niño de sus padres”, dijo Godoy.

A patadas

El abuso habría ocurrido en reiteradas ocasiones y en plena celda donde el nene lo visitaba desde el 2015. “Al parecer la mamá lo dejaba un tiempo, salía, volvía, compraba cosas y luego regresaba a buscarlo, por ahora le llamaron como testigo”, mencionó Godoy.

Se sospecha que pudo haber quedado incluso a dormir unos días. La doña afirmó dijo que su marido lo amenazaba por teléfono para llevar al menor.

En diálogo con Monumental AM, el tío señaló que en julio su sobrino le contó llorando que era maltratado los sábados y domingos que quedaba a dormir en la sede policial.

“Mi papá me pateaba y me pegaba en la piecita en la hora del baño, decía", explicó. Al parecer, en el tiempo que la madre del niño estaba recluida en el Buen Pastor, por supuesta extorsión, una mujer se encargó de llevar al menor hasta el narco. Ahora ella está libre y reclama su guarda.

Amenazas de muerte

El Defensor explicó que hicieron público el caso debido a las constantes amenazas de muerte que recibe el tío y pidió protección al ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, ya que el supuesto abusador amenaza con utilizar sus contactos en la frontera para amedrentar al denunciante.

“Vamos a enviar a un requerimiento a los efectos de solicitar protección para él”, anunció. El caso está siendo investigado por la fiscala Pamela Pérez. Hasta el momento nadie está imputado.

Dejá tu comentario