Actualidad

"Nadie obligó" a joven que vive con pa'i mau

Los padres dijeron que le hizo "magia negra" a su hija. El religioso explicó que no es católico.

Pedro Fabián Ramírez (21), el pa’i considerado falso por la Iglesia Católica, fue defendido ayer por su pareja de 19 y su cuñada de 27.

Los tres rompieron el silencio luego de que los padres de las jóvenes pidieran a la Fiscalía que le devuelvan a su hija, Liz Mabel González.

Nota relacionada: Pa'i mau llevó a joven para monja, pero ahora viven juntos

“Acá no está obligada, nadie le trajo a la fuerza ni nadie le hizo lavado de cerebro”, dijo a CDE Hot.

Sin embargo, en lo que pareció un intento de interrumpir la transmisión en vivo por Facebook, se descontroló la hermana mayor en el inicio de la entrevista.

Ramírez explicó que él no es católico, sino de una religión llamada vetero-católica. Cuando le consultaron quiénes son sus superiores no pudo responder de memoria.

Solo dijo que su superior está en Argentina y tiene que venir a Paraguay para que pueda formalizar su relación con la joven.

El “pa’i mau” como se le conoce, mencionó que no le va a hacer pasar necesidades a su pareja ya que como sacerdote “vetero” puede trabajar.

Actualmente viven en una precaria casa en el terreno de la hermana, Liz Carolina González, ubicada en el barrio María Lía de Minga Guazú.

El religioso señaló que generalmente realiza bautismos y no misas.

Que no molesten

Por su parte, la joven Liz Mabel señaló que sus padres son los que no entienden que se iba a mudar junto a su hermana.

“Solo les pido que no molesten porque está muy mal. No se puede hablar con ellos”, dijo.

Los tres tenían en sus muñecas derechas una cadena de las que se usa para atar mascotas que dijo que son “una consagración a María”.

Embed

Tenía que ser monja

El papá de las jóvenes, Aníbal González, indicó anteayer que el pa’i mau prometió que le iba a llevar a Liz Mabel a un convento para que sea monja.

“Le lavaron el cerebro. Él hizo algún trabajo de brujería, magia negra”, dijo la mamá frente a la sede de la Fiscalía de Ciudad del Este.

El pasado 4 de octubre pasado, la diócesis de Ciudad del Este advirtió a sus fieles que dicho sacerdote era trucho.

Dejá tu comentario