Extra
clima
21º C
G 6300
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Actualidad

Muver hizo de partero en su propio vehículo

Iban de Guarambaré al materno de San Pablo. Paró en un surtidor y ahí recibió a la hermosa beba.

Los semáforos en rojo jamás le habían resultado eternos. Alejandro Lefimil llevaba mucha prisa. Sereno y muy responsable, cuidaba su trabajo como chofer de MUV, pero apretar el acelerador esta vez tenía un particular motivo.

En Guarambaré, una pareja lo esperaba para un viaje de extrema urgencia. El matrimonio Amarilla Cabral aguardaba el nacimiento de una princesa: Saida entró en trabajo de parto esa noche.

“Cuando conocí a Jorge, pareja de Saida, sabía que no era coincidencia. Dios siempre tiene un propósito”, inició su relato a EXTRA. Amarilla había anotado el número del muver para cualquier emergencia.

De Barcequillo, San Lorenzo, aceleró como pudo hasta Guarambaré, para luego regresar hasta el Materno Infantil de San Pablo, pero la beba decidió nacer en el camino.

Alejandro es bombero voluntario desde hace 12 años y todo el conocimiento lo demostró en medio de ese servicio.

“Del asiento trasero hice una cama, la doña iba allí, cuando vimos que ya no llegaríamos, estacioné en un surtidor de Ñemby y me dejé guiar por Dios”, recordó Ale, que es conductor de la App nacional desde hace un año.

Playeros se portaron

Pidió un par de toallas e hizo de partero. “Fue una experiencia increíble, en mis manos estaba la vida de un ser precioso, se llama Xiomara, yo le hice nacer”, mencionó. Los playeros se portaron y hasta ayudaron con lo que él necesitaba. El muver, su señora y sus dos hijos inflaron el pecho de orgullo por el viaje que consideran como “bendecido”.

Está sanita y pesa 3 kilos 600

Don Alejandro contó que la criatura es una hermosa beba. Se llama Xiomara y se encuentra súper bien.

“Está sana, ella y la mamá son muy guapas, gracias a Dios pude ayudar a esa familia”, comentó emocionadísimo.

Luego del nacimiento, el conductor héroe los acompañó hasta el Materno Infantil de San Pablo.

“Ella pesa 3,600 kg; me emociona saber que en algunos años le van a contar que yo fui su partero”, agregó.

Dejá tu comentario