COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 7100
G 7200
PESO AR
G 20
G 28
REAL
G 1320
G 1390
PESO UY
G 180
G 240
EURO
G 7300
G 7450
YEN
G 35
G 60
clima
24.9º C

Actualidad

Mujeres ciclistas piden respeto a los motocas

Hoy es el Día Internacional de la Bicicleta. Las golpean por la cola y hasta pierden el equilibrio.

Las mujeres ciclistas enfrentan un gran peligro en las rutas: los motociclistas. Por temor a muchos de ellos ya no salen solas.

La señora Koki Candia iba todos los días a su trabajo en bicicleta. Un día, sobre Acceso Sur, un motociclista le pegó por la cola con tanta fuerza que por poco sufre un accidente.

“Te desestabiliza por el movimiento y la velocidad. Me quedé con muchísimo miedo y desde entonces ya no salgo sola. Es un problema diario para nosotras”, expresó.

Hoy, en el Día Internacional de la bicicleta, las mujeres ciclistas exigen respeto.

La presidenta de la Asociación de Abogadas del Paraguay, Ana María Monte Domecq, es una ciclista apasionada y también levantó la voz contra el acoso y la inseguridad.

“Te piropean y estiran la mano como para tocarte. Mis colegas cuentan que a veces te dicen cada disparate. Eso puede ser fatal porque te distrae, te ofende. Una se siente violentada en una práctica tan linda y sana como es la bici”, apuntó.

04f02030622_34690509.jpg
Ana María Monte, en un recorrido con amigos.

Ana María Monte, en un recorrido con amigos.

La abogada hace sus paseos acompañada de su marido y amigos. “Por eso trato de salir en grupo y por lo menos uno o dos varones”, dijo.

Las ciclistas señalaron que falta mucha educación vial y empatía con las mujeres, pero deciden seguir adelante para cambiar las cosas de a poco.

Terapia en dos ruedas

Koki (56) es mamá y abuela. Su amor a la bicicleta nació entre el caos, hace 6 años.

Su divorcio la empujó a un pozo de depresión.

Sus dos hijas la motivaron a andar en bici.

Pensó que con su edad ya no iba a lograrlo, pero estaba equivocada.

Paseando por el barrio encontró una terapia. Con el tiempo hizo muchos amigos ciclistas de todas las edades. Recorrió muchos kilómetros y desde entonces su vida cambió. “La bicicleta fue mi motor”, refirió.

El desestrés

Para Ana María la bicicleta es “su cable a tierra”. Entre su trabajo como abogada penalista, su tesis de doctorado, su rol de esposa, mamá y abuela, encuentra un momento ideal para ella misma andando en bicicleta.

“La bici es toda una ceremonia, es mi diversión. Todos los sábados salgo de Barrio Obrero bien equipada con agua, luces, ropa reflectiva y tomo la costanera hasta Ñu Guazú donde nos encontramos con mi esposo y volvemos”, reveló.

Conoce varios grupos de ciclistas y cada día se acopla a uno de ellos.

“Entre semana me sumo a uno de los paseos nocturnos de Martes Urbanos o con Jaha Bici Ari que sale todos los viernes de la Plaza Uruguaya. Vamos hasta el puente Remanso, aeropuerto”, dijo.

Dejá tu comentario