Extra
Destacados

Actualidad

Mujer solidaria ofreció el desayuno a sus vecinos afectados por la crecida en el Bañado

El lunes repartió con sus amigas 400 empanadas y el miércoles, 30 litros de café.

Hace varias semanas que los bañadenses están sufriendo la inundación y la mayoría se está mudando a las zonas más altas. En medio de todo ese trajín, algunos ni siquiera desayunan, no hay tiempo para eso.

Felicia Martínez conoce a todos sus vecinos del barrio Tacumbú y, al verlos en esa situación, no dudó en juntarse con sus amigas para ayudarlos, a pesar de que el agua ya llegó también al portón de su casa el domingo.

Con entusiasmo, el lunes cocinaron en grupo 400 empanadas y las repartieron para la cena en el refugio R. I. 14. El miércoles, Felicia preparó 30 litros de café con leche y cocido y una de sus amigas donó los coquitos para acompañar. Colocó todo frente mismo a su casa para que pasen a servirse los que quieran, principalmente fueron los niños y los abuelitos.

“Entre vecinos siempre nos solidarizamos cuando hay inundaciones, hacemos ollas populares, pero esta vez nos tomó desprevenidos”, cuenta. “No hago esto por recompensa, por propaganda ni por política, es mi don, no puedo quedarme quieta mientras otros están angustiados”, añade la mujer de 40 años, madre de familia y modista.

Ella también está en la incertidumbre. Ayer pasó toda la mañana buscando alquileres ante una posible mudanza.

Dejá tu comentario