Extra

Actualidad

Mujer mató a la "amante" de su marido de un tiro en la cabeza

Tras el crimen, se encerró en su casa hasta que llegó la Policía para detenerla.

Todo el barrio estaba reunido, como de costumbre. El partido de vóley estaba candente y en cada mate, el grito de victoria retumbaba en zona de Domingo Martínez de Irala, barrio San Roque de San Juan Nepomuceno, Caazapá.

Todo parecía tranquilo, hasta que de un momento a otro el barullo no fue por un punto anotado.

El estruendo del tiro alertó al rollo. Un sepulcral silencio invadió a todos por un segundo, hasta que vieron a Gabriela Vázquez Giménez tirada a un lado de su asiento.

La joven de 23 años había llegado minutos antes al sitio y disfrutaba mirando el partido en la tarde sabatina, sentada en un banco. La cancha se encuentra ubicada en el inmueble perteneciente a Ursulina Gamarra Caballero y su concubino Milciades González, quien aparentemente le había sido infiel, lo que llevó a Ursulina a ponerle fin a los días de su rival.

“La señora se le acercó y disparó en la cabeza. Ella dijo que solo quería asustarle. Según dijo, quiso tirar sobre su cabeza, pero se le disparó hacia otro lado”, refirió el suboficial principal Osmar Chamorro, jefe del Puesto Policial Nro. 6.

En su ausencia

Chamorro relató que ciertos rumores llegaron a oídos de Ursulina. La joven de 27 años, desde hace algún tiempo, migró hacia la capital del país para trabajar, pero religiosamente regresaba cada una o dos semanas a visitar a su concubino, Milciades González.

Lo que no sabía Ursulina era que, durante su estancia en Asunción, otra mujer ocupaba su lugar en la casa. “Le dijeron que Gabriela era la amante de su marido, que mientras ella no estaba la otra se quedaba a dormir”, contó el uniformado.

Gabriela falleció al instante, refirió Chamorro. Al lugar acudió también la fiscala Natalia Noguera. La autora del hecho quedó detenida.

La autora se escondió en su casa

Mientras todo el vecindario apuraba el paso para dar aviso a los agentes del mencionado Puesto Policial, la autora del hecho ingresó a su vivienda. Allí se quedo encerrada en su dormitorio hasta la llegada de los uniformados, quienes procedieron a detenerla.

Tras el procedimiento de rigor, el cuerpo fue entregado a su madre, Felicia Giménez. Alrededor de las 16:00 horas de ayer, los restos mortales de Gabriela fueron trasladados hasta el cementerio local para su descanso eterno. La autora quedó detenida a disposición de la fiscala Natalia Noguera, quien la imputó por homicidio doloso.

En poder de la autora del hecho se incautó el arma homicida, un revólver calibre 38 milímetros, con un cartucho vivo y una vainilla servida. Ursulina tras ser detenida por agentes del Puesto Policial Nro. 6, fue trasladada a la Comisaría 3ra. de San Juan Nepomuceno.

Dejá tu comentario