Actualidad

Mujer empeñó el celu de su hijo para comprar insumos

Paciente se operó de urgencia y le pidieron hasta hilo y algodón.

A diario vemos cómo la ciudadanía paraguaya se las tiene que ingeniar para acceder a la salud pública, desde polladas hasta rifas. Pero, una de las más desesperadas acciones se registró en el Hospital Regional de Ciudad del Este.

Doña Miriam Reyes llegó desde Ytakyry (Alto Paraná) hasta el hospital porque su hija se tenía que operar por apendicitis. Para su mala suerte, el nosocomio se encontraba casi sin insumos y ella con poco dinero.

Le pidieron desde analgésicos hasta hilo. “Solamente suero lo que tenían, después nadaite. Tuve que dejar de garantía el celular de mi otro hijo para completar”, dijo la doña.

Gastó por los G. 750.000 en una farmacia frente al hospital, donde recibieron el aparato como “empeño” hasta que la señora pudiera saldar la cuenta.

El director del hospital regional, Federico Schrodel, admitió que hay faltantes de algunos insumos, desde algodón, jeringas, hasta analgésicos.

Los recursos están siendo utilizados aún más, ya que hay varias cirugías que realizan ahora en ese centro asistencial porque los hospitales de Minga Guazú y Presidente Franco están en refacciones. Eso, sin mencionar que se ven también disminuidos porque cada vez están aumentando los casos de coronavirus.

Desesperados

Uno de los trabajadores de una farmacia de la cercanía del hospital mencionó que esta práctica se está volviendo muy frecuente, por la crisis económica en la zona, que es principalmente comercial, además vienen de diferentes zonas, la mayoría muy humildes.

“A veces nos quieren ofrecen termos, silla o cédula para comprar para su remedio o guantes, pero particularmente esas cosas ya no agarramos como garantía porque no suelen más volver para pagar”, explicó.

¿IPS sin butacas?

También en el Este, pero en el IPS, familiares y pacientes tienen que pasar otro tipo de peripecias ya que no hay comodidades y deben llevar sus propios sillones para esperar a ser atendidos. El tema es que en el pasillo hay muy pocos bancos y además se debe conservar el distanciamiento.

IPS.jpg

El director médico del centro asistencial, doctor Aníbal Duarte, aseguró que muchos de los que llevan sus sillas son acompañantes. Pide que solo uno asista al paciente y dijo que en el sitio hay muchos bancos, que no hay necesidad de llevar, reportó el portal Radio Concierto.

Dejá tu comentario