Extra

Actualidad

Mozo del senado: "Entre los directores, soy el que menos gana"

"¿No tengo derecho a ganar como cualquier otro?", preguntó.

Fue blanco de duras críticas cuando se dio a conocer el jugoso salario que recibe sirviendo a los senadores.

Pero Manuel Gamarra, en entrevista exclusiva para EXTRA, justificó por qué cada mes recibe la nada despreciable suma de G. 17.513.350 trabajando como mozo en la Cámara Alta. “Entré en el año 1994 y en esa época nadie quería ir a trabajar en el Congreso, porque se ganaba menos que el salario mínimo”, recordó.

Gamarra sostuvo que después del Marzo Paraguayo comenzaron a alzar el sueldo a los “ataja bandejas” de manera paulatina.

“Yo no fui a exigirle a nadie para tener ese sueldo, nuestro salario está establecido por Ley”, arremetió.

Agregó que a partir del 2000 se “disparó el tema salarial”, lo que le permitió seguir aumentando sus ingresos económicos.

“Desde ese año nos comenzaron a dar el sueldo acorde a lo que creían que nos correspondía”, dijo.

Mozo del senado.jpg

Gamarra, que también es representante del sindicato de funcionarios del Senado, cuestionó la forma en que la prensa criticó su millonaria remuneración.

“Yo entro antes de las 6:00 y no tengo horario de salida, tengo a mi cargo 20 personas y me encargo de coordinar el trabajo durante la reunión de las 25 comisiones y la sesión, soy el último en irme”, justificó el funcionario.

Gamarra afirmó sentirse discriminado por ser mozo y no percibir el mismo salario que los demás responsables de área.

“Entre los directores yo soy el que menos gana. ¿Si a mí me nombran director yo acaso no tengo derecho de ganar igual que cualquier otro?”, se preguntó.

Desigualdad

Sin embargo, el director de mozos, reconoció que existe una desigualdad salarial.

“No hay uniformidad en el salario porque es un lugar político, las autoridades le meten a sus parientes y los contratan con diferentes categorías”, comentó.

Agregó que hace un mes ingresó en el grupo una estudiante de Medicina cuyo salario es de G. 3.400.000. “El 98% de los que están acá yo les formé porque ninguno era mozo”, reveló.

Gamarra dijo sentirse orgulloso del rol que desempeña. Incluso dice que se merece ganar más y asegura que siempre buscó el bien de todos sus compañeros.

Temas

Dejá tu comentario