Extra

Actualidad

Moteles "alquilan" juguetes sexuales a G. 10.000 por hora

Mucamas los higienizan con agua y lavandina luego de cada uso.

El cliente alza el tubo del teléfono y pide un juguete sexual, en el motel. Las mucamas están instruidas sobre cómo responder.

Las funcionarias ofrecen el artículo sexual para la venta, pero si el cliente no puede comprarlo le indican que tienen “consoladores esterilizados” y que cobran por hora de uso.

La extrabajadora (cuya identidad quedó en reserva) de un conocido motel de San Lorenzo reveló que, a pesar de la prohibición de la municipalidad local, siguen ofreciendo servicios poco higiénicos a los clientes.

Hay de todo

Cuando la pareja se retira, las mucamas deben higienizar el aparato sexual. Pero según la exmucama, es mentira que se esteriliza, sino que solamente se “enjuaga”.

“El consolador usado se mete en agua con lavandina. Dejamos unos minutos y luego lavamos. Después de secar lo ponemos en un hule de plástico que se sella”, aseguró la mujer.

El nidito de amor generalmente tiene toda clase de objetos sexuales cuyos precios varían. Pero el consolador más sencillo (sin vibrador) cuesta solo G. 10.000 por hora.

Prohibición

La Municipalidad de San Lorenzo, en el 2017, realizó una intervención a los 26 “niditos de amor” de la ciudad, tras la denuncia de insalubridad de una extrabajadora.

Ningún alojamiento fue sancionado debido a que, según los interventores, no pudieron comprobar irregularidades. Sin embargo, todo el control se realizó a “ojímetro”, sin los aparatos necesarios para visualizar manchas que a simple vista no se ven.

A dos años de aquel control general, todo sigue igual. El actual director de Salubridad e Higiene de la comuna, Miguel Curiel, señaló a EXTRA que no cuentan aún con los aparatos con luz ultravioleta por falta de presupuesto.

“Es lógico que alquilar juguetes sexuales está prohibido por una cuestión de higiene, pero es difícil constatar esas denuncias. Nunca lo he visto”, dijo el funcionario.

Añadió que una vez al mes realizan fumigaciones en los moteles y que inspeccionan que todos los artículos estén sellados. “Todos los artículos deben ser de uso personal. Nos fijamos que el peine, cepillos de dientes, jabones, champú, todos estén en paquetes sin abrir”, expresó.

Mencionó que luego del escándalo del 2017 no hubo otra intervención general.

Dejá tu comentario