Actualidad

Montón de gente se declaró insolvente por altas deudas

La mayoría entra en cuentas por enfermedad o malos negocios.

Un montón de personas se declararon insolventes, para chulear la cantidad de deudas que adquirieron durante estos últimos años de crisis económica.

El abogado Edward Arca López, presidente del Centro de Atención al Deudor (Cenade), manifestó que desde el 2016 la gente que debe plata empezó a declararse insolvente, mediante un procedimiento judicial denominado “Convocatoria de Acreedores”.

Se acude a la ley misma para salir de la cantidad de cuentas con bancos y financieras.

“La Convocatoria de Acreedores es un proceso preventivo para no caer en la quiebra y lo utilizan las personas comunes y las empresas”, explicó el abogado.

De esta manera las deudas se reducen. “El Juzgado frena todos los intereses y embargos. La deuda no desaparece pero se vuelve a negociar. Lo más llamativo de esta ley es que permite un 50 a 70% de perdón de la deuda. Es decir que si tu cuenta total es de 1000 millones, podés terminar pagando solo 500 millones o menos”, detalló Arca.

Causas

El especialista manejó varios casos pero, en los últimos 4 años, el motivo principal de las deudas fue por enfermedad o por un mal negocio.

“La mayoría adquiere un montón de deudas porque un familiar cayó enfermo o porque el pequeño negocio se fue a pique con la llegada de los supermercados”, señaló.

Edward recordó que nadie puede ir preso por tener cuentas y que todos los deudores tienen derecho. “La Convocatoria de Deudores es un salvavidas que nos otorga la ley y nosotros estamos para asesorar y ayudar”, dijo.

El abogado aclaró que declararse insolvente es muy distinto que declararse en quiebra.

“Nadie quiere declararse en quiebra. Eso es lo último, lo peor, el adiós a todo. Una persona en quiebra ni siquiera puede administrar sus bienes. Todo queda a cargo de un síndico que analiza todo. Si descubre que hubo algún falseo de documentos, podés ir preso”, señaló.

Si necesitas asesoramiento podes comunicarte con el Cenade, llamando (021)233 943.

Dejá tu comentario