Actualidad

Monopatín, un aliado purete para el delivery

Joven reparte productos en su peculiar vehículo.

Como a muchos otros jóvenes, la crisis del coronavirus golpeó el bolsillo de Roberto Brusquetti, pero él no quiso quedarse con los brazos cruzados.

A sus 32 años, el especialista en Informática quedó sin laburo debido a la cuarentena, pero eso no le impidió generar ingresos económicos, recurriendo a su ingenio.

Cuando la situación empeoró, el joven decidió darle una mayor utilidad a su monopatín eléctrico y de un día para el otro se convirtió en un peculiar delivery.

Acompañado de su llamativo medio de transporte, Roberto viene haciendo mandados, compras de supermercados e incluso se ofrece para enviar cartitas a los enamorados, así como regalitos a la patrona.

Roberto vive actualmente en el barrio San Jorge de San Lorenzo y con su monopatín, con capacidad para recorrer 50 kilómetros, se puede trasladar fácilmente hasta Asunción y las localidades del área metropolitana. El costo de sus servicios es a partir de G. 15.000, dependiendo de la zona de entregas.

De todo

“La idea de trabajar como delivery surgió porque me quedé sin trabajo y, como mis ahorros se están acabando, se me ocurrió hacer reparto de lo que sea. Si una persona necesita enviarle algo a alguien, yo me voy a retirar. Por ejemplo: tapabocas, alcohol en gel o lo que sea”, contó Roberto.

“Hay muchos jóvenes que trabajan de delivery, la mayoría se moviliza en moto y bicicleta, entonces me dije a mí mismo ‘ ¿Por qué no?’, yo también puedo hacerlo”, contó a EXTRA.

Brusquetti espera que con esta cuarentena inteligente la situación mejore para bien. “Eso me da un poco más de esperanzas en el tema laboral, creo que vamos a poder tener un poco más de libertad de movimiento para circular”, mencionó.

Roberto solo pide una oportunidad para poder seguir trabajando. Cree que con su nuevo emprendimiento podrá salir adelante y así cumplir otras metas. Para contratar sus servicios, podés comunicarte al (0972) 527 901.

Dejá tu comentario