Extra

Actualidad

Militar que mató borracho a su camarada dijo que se defendió

El autor del hecho también hirió a dos agentes: la víctima estaba durmiendo.

El sargento 1° Aníbal Flores, indígena de la comunidad Santa Helena de Mariscal Estigarribia, Chaco, murió ayer debido a los balazos que recibió por parte de su camarada, el sargento 1° Francisco Rojas Barrios.

La tragedia ocurrió en plena madrugada, cuando la víctima se encontraba descansando junto a sus compañeros, el vicesargento 1° Pablo Díaz y el vicesargento 1° Josué Barrios, en el destacamento de seguridad de la FTC instalado en la estancia Agüerito de Concepción.

Ya fue tarde

Flores llegó sin vida al hospital de la ciudad. El médico forense Cristian Ferreira señaló que la víctima presentaba dos orificios de bala: uno en el hombro y otro que ingresó en la espalda, pero salió por el abdomen, algo que le dañó gravemente los órganos vitales y causó una hemorragia mortal.

El forense, juzgando las heridas, confirmó que Flores estaba acostado cuando recibió los disparos.

Admitió y justificó

El sargento Rojas declaró a la fiscala Luz Noemí Argüello que efectuó los disparos contra sus pares en defensa propia.

Rojas indicó que se encontraba de guardia cuando vio que un grupo de personas inició una balacera al llegar al destacamento y que por ese motivo él también abrió fuego. La Fiscalía ordenó la prueba de alcotest a todos los uniformados de la base y solo el de Rojas resultó positivo.

Marito pidió investigación

El ministro de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia, manifestó ayer que el presidente Marito Abdo ordenó abrir una investigación, para esclarecer los hechos.

Algunas versiones señalan que el autor del disparo estuvo preso durante dos meses en Viñas Cué, por deserción, y que hace poco tiempo fue restituido. Tras la tragedia militar, Marito pospuso su visita a las FTC prevista para mañana.

Dejá tu comentario