Actualidad

Militar que atrapó a asaltante: "Me dijo: kp, dame tu celular"

Instó a la gente a pedir ayuda y a dar una mano a las víctimas.

Oriundo de la Perla del Sur, el sargento primero Juan Urquía llegó a la capital hace dos años. Pese a estar a cientos de kilómetros de sus seres queridos, no le costó demasiado adaptarse a la vida asuncena, pero sí le fue difícil acostumbrarse a la inseguridad de las calles.

El último viernes, el encarnaceno una vez más pudo contar la historia, luego de ser víctima de un asalto en un colectivo, en zona de Capiatá.

Un poco más tranquilo después de todo lo ocurrido, relató a EXTRA cómo fue el violento incidente en la tarde de ese día, cuando el malviviente le pidió “amablemente” sus pertenencias y él aprovechó eso para tomarlo por sorpresa.

“Me pidió muy bien mis cosas. ‘Capé, dame tu celular y tu billetera', me dijo”, recordó. En ese momento, la víctima amagó que le iba a entregar sus cosas de valor, pero aprovechó la confianza que se tuvo el malandro para darle pelea.

“Comencé a tratar de reducirle y bajarle del colectivo, pero ahí fue cuando me hincó con su cuchillo”, relató Juan.

No se rindió

Al recibir la estocada, tuvo que bajarse también del ómnibus, debido a que el atacante descendió corriendo. “¡Subite, te voy a llevar al hospital!”, le gritó el chofer del micro, pero él decidió ir tras los pasos del delincuente. “Como vi que estaba a pie, dije que le iba a alcanzar”, rememoró Urquía.

El joven de 29 años corrió sin descanso pese a estar herido, hasta que a cinco cuadras un taxista le tendió una mano. “Le interceptó y ahí yo me abalancé sobre él para detenerlo”, refirió.

Un motociclista y varios transeúntes se unieron al militar y rápidamente llamaron a la policía. “Los agentes no tardaron ni un minuto en llegar”, afirmó Urquía. El autor fue identificado como Félix Portillo Samudio (24), quien quedó preso.

Instó a ayudar y también pedir ayuda

Juan señaló que no todos tienen el entrenamiento para enfrentar a un ladrón, pero muchos tienen la suerte -como él-, de que testigos pillan lo sucedido y actúan. En este sentido, instó a la gente a apoyar a las víctimas de asalto en la medida en que se pueda, pues puede marcar la diferencia en el momento de salvar una vida.

“Muchos ciudadanos ven lo que pasa, pero no quieren ayudar por miedo. No se quieren meter en problema ajeno, es la realidad”, lamentó.

Auxiliado por policías

Al lugar llegaron agentes de la Comisaría 32 jurisdiccional, que auxiliaron a Juan hasta el hospital distrital de Capiatá para su atención médica. Afortunadamente no revestía gravedad.

¿Adicto?

Juan comentó que si bien el victimario estaba bien lúcido, parecía ser adicto a algún tipo de sustancias, por la forma en que actuaba. Félix Portillo quedó a disposición del Ministerio Público.

Dejá tu comentario