Extra

Actualidad

Mientras él estaba pescando, su amigo abusó de su esposa

La víctima contó que todo ocurrió frente a sus hijos de 5 y 3 años.

Todavía muy nerviosa y en medio del llanto, Lety (nombre ficticio) contó cómo la persona a quien consideraban de confianza le arruinó la vida.

El domingo pasado ella y su marido se pusieron de acuerdo y planearon realizar actividades diferentes al caer la noche.

“Él me dijo que se iba a ir a pescar con un amigo y yo le dije que con mis hijos nos iríamos a la inauguración del tinglado del barrio”, comenzó relatando la mujer.

Fue así que marido y mujer tomaron rumbos diferentes.

“Yo volví a casa cerca de las 22:00 y llaveé el portón, pero no la pieza porque mi marido quedó en volver horas después”, relató.

Lety se puso un vestidito y se acostó a dormir. Al lado de ella, en otra cama, estaban sus dos hijos de 5 y 3 años.

“La luz estaba prendida porque siempre dormimos así”, explicó.

Cuando ya todos estaban descansando, el sueño de Lety se interrumpió de una manera terrible.

A los gritos

“Cuando me desperté, sentí que alguien me penetró, abrí los ojos y le vi a él sobre mí”, recordó.

Los segundos posteriores al hecho parecieron eternos: “Me dijo que me amaba y que hace tiempo que quería estar así conmigo”, expresó.

Lety finalmente reaccionó, gritó del susto y con todas sus fuerzas empujó al hombre contra el ropero.

Su hijo mayor, también asustado, comenzó a llorar, lo que hizo que aquel sujeto huyera de la casa.

Pero ¿quién fue el acusado de depravado?

Era nada más y nada menos que Pedro Pablo Espínola, el amigo de su esposo. “Nosotros le habíamos dado techo y comida cuando él necesitó y yo no puedo creer que se haya atrevido a hacernos esto”, señaló la afectada. Lety, temblando, llamó a su marido y esa misma noche fueron a la Comisaría 18 de Santa Rita, Alto Paraná, para realizar la denuncia. “Yo lloraba y en mi declaración dije todo mal su nombre, así que al día siguiente nos volvimos a ir”, detalló la víctima. El terrible caso ocurrió en el barrio Los Maizales. Hasta el momento el supuesto autor sigue prófugo.

Le dijeron que ella ya había tenido hijos

Lety, guiada por los oficiales de la Comisaría 18, fue hasta el hospital de la zona a fin de obtener un diagnóstico médico que avale su denuncia, pero no obtuvo una respuesta positiva. “Me dijeron que no me iban a hacer porque yo ya tengo hijos y que eso no serviría de mucho”, señaló. Finalmente la mujer dijo que quedó muy mal tras lo ocurrido y que se siente shockeada. “No tengo ganas de nada, lloro todo el día y no quiero que nadie me toque”, confesó. El supuesto autor trabajaba con el marido de la mujer en albañilería y en algún momento dado lo tuvieron como huésped, pero tiempo después abandonó la vivienda. El caso quedó en manos del fiscal Hugo Vázquez.

Dejá tu comentario