Extra

Actualidad

"Mi hija irá atrasada porque le faltan días para cumplir 5"

MEC dice que si cumplen años en abril, deben ir un grado menor.

Con su hija de la mano recorrió todas las escuelas de Luque, esperanzada en inscribirla al preescolar. Pero todas las instituciones la rechazaron.

La hija de Cristina Giménez tiene 4 años y su próximo cumpleaños es el 5 de abril. Los directivos de las distintas instituciones públicas no aceptaron que la nena vaya al preescolar porque los alumnitos deben tener 5 años o de lo contrario cumplirlos durante el mes de marzo.

“La recomendación que me dieron es que mi hija vaya al jardín. No es posible que vaya un año atrasada porque le faltan días para cumplir cinco”, expresó la mamá.

Otro caso

La misma preocupación tuvo Johana Fleitas, cuando el año pasado intentó inscribir a su hija de 3 años al Jardín. La niña cumplía 4 añitos el 9 de abril.

La señora tocó las puertas de escuelas públicas y subvencionadas. Ninguna la aceptó. Incluso fue a una escuela privada, donde la respuesta fue la misma pero le ofrecieron una salida: La niña estaría medio año como oyente en el Jardín, luego realizaría un examen, donde evaluarían si estaba lista para avanzar.

“Me dijeron que no había seguridad de que sea aceptada pero incluso como oyente debía pagar todo como si fuese una alumna. Entonces desistimos”, recordó Johana.

La niña finalmente cumplió 4 años días después de iniciar las clases en el Pre-Jardín y hoy es la más “grandota” de su clase.

“Me dio impotencia porque ella se aburría en sus clases, no se hallaba con sus compañeritos. Llegó un punto en que ya no quería ir porque ella ya sabía hacer mucho más”, manifestó la mamá.

Al respecto, Sonia Escauriza, directora de la Niñez del MEC, explicó que el reglamento indica que los alumnos del Pre-Jardín, Preescolar y Primer Grado, deben tener cumplidos 3, 4, 5 y 6 años, respectivamente, y solo se acepta a los menores que cumplan la edad exigida.

Niño fue discriminado

María A., madre de un niño de 10 años, denunció a la escuela Rutherford B. Hayes, de la misma ciudad, por no matricular a su nene.

El chico tiene un problemita de salud, hizo una educación especial, le dieron su alta y podía irse al cole. Sin embargo, cuando fueron a inscribirle, tuvieron problemas.

Sus padres querían inscribirle en el tercer grado, y por su estatura, le dijeron que no podía estar con los más chicos. “Mi nene hizo un tratamiento, él es grande, pero no puede estar en el quinto grado, le quise matricular al tercer grado y me salieron con eso”, se quejó.

La mamá habló con la directora, Daría Noruega; entre idas y vueltas le dijo que busque otro colegio ya que primero se debía hace una “evaluación previa” al nene. La mamá sintió que su niño fue discriminado por ser “especial”.

Un caballo le había pateado la cabeza y tuvo algunas secuelas. María denunció a la Supervisión del MEC que iba a interceder para que se le matricule al chico. “Ya no quise, porque si ahora le discriminan, qué sería si le inscriben forzado. Quiero que se sepa que no se debe negar la educación a nadie”, afirmó la mami.

Este caso fue denunciado en el programa Algo más que noticias de la 93.5, radio Chaco.

Temas

Dejá tu comentario