Actualidad

"Mes del chupi": Lo que callan las enfermeras

Joven alcoholizado golpeó a una trabajadora de blanco en Yegros. En diciembre abundan los tatáchos que arman desastres en los hospitales.

Analía Cortesi, enfermera del centro de salud de Yegros, Caazapá, se enfrentó a un joven descontrolado que la golpeó en el antebrazo estando ella de guardia junto a otra compañera.

Ocurrió el domingo 1 de diciembre a las 19:40. El joven inició una pelea porque quería llevar del nosocomio a su mamá.Se enojó porque ella llamó a su pareja, un policía, quien viene a ser su padrastro.

“Llegaron a las trompadas con el policía. Quise calmarle al muchacho y ahí él me pegó en el brazo. Me dijo que no soy nadie para decirle qué hacer con su mamá”, contó Cortesi.

Ella, al ver lo violento que era, metió al policía y a la mujer en silla de ruedas a urgencias para atenderla y llaveó la puerta.

“Ahí tiró otro puñetazo que era para Analía pero que se fue por la puerta. O si no, iba a ser otra la historia”, comentó la compañera Esther Ríos.

Generalmente las enfermeras hacen la guardia solas durante 12 horas, de 19:00 a 7:00. En este hospital hay seis enfermeras mujeres y un enfermero varón.

Con sus 14 años de servicio, Analía Cortesi se quedó traumada después de lo que le pasó. Lamenta que las autoridades no están tomando cartas en el asunto, ya sea pidiendo por policías o aumentando la cantidad de enfermeros para las guardias.

El agresor se llama Celso Arce (22). La denuncia en su contra pasó a la Fiscalía.

"El mes más borracho y fiestero”

“Diciembre es el mes más borracho, hay muchas fiestas y estamos muy expuestas las enfermeras”, dijo Esther Ríos, enfermera de Yegros.

Informó que en los fines de semana, los accidentados siempre van tomados. Los que no van alcoholizados son los que van por un cólico renal o un ACV.

“Y no sabemos si solamente es alcohol, porque en estos tiempos ya circulan muchos estupefacientes”, afirmó.

Dejá tu comentario