Extra
Destacados
clima
29º C
G 6280
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Actualidad

Mecánico derramó aceite de motor a su vecina

La culpó de que le haya dejado sin clientes. La mujer lo denunció en una comisaría de Hernandarias.

Leona Rojas (53) salió apurada de su casa para ir a traer algo de la despensa, pero su vecino, que vive pegado a su casa, la detuvo en el camino y comenzó a gritarle, tratándole mal, al punto de ofenderla y culpándole de que ya no tenga clientes.

La doña no le hizo caso y, al parecer, eso le enfureció más al lugareño, de nombre Diego Sanabria. El sujeto agarró un balde de aceite de motor que tenía y lo derramó por la vecina. “Este señor no está bien de la cabeza, nunca me metí en nada porque no quiero problemas con nadie, pero todo tiene su punto”, dijo la afectada.

Ese mismo día, también derramó el mismo tipo de fluido a la hija de ña Leo. “Ella estaba llegando de su trabajo y él ya lo esperaba afuera cuando pasó, le tiró el aceite que salpicó los asientos del auto”, contó.

El problema se inició cuando la hija de ña Leo fue a reclamarle para que repare su auto. “Este vecino lavaba el auto de mi hija y también había sido usaba, en una de esas chocó y hasta ahora no se hace cargo”, manifestó la doña.

Este reclamo no cayó bien al tipo, quien fue al trabajo de la joven a crearle un escándalo. La joven trabaja en una aseguradora y Diego es el mecánico de la empresa. Tras el incidente, el jefe le dijo que ya no iban a trabajar con él.

Esto enfureció al especialista en coches, quien decidió derramar aceite a sus vecinas, además de amenazarlas de muerte, supuestamente por dejarle sin clientes.

Otro de los problemas ocurrió el domingo: uno de los hermanos de ña Leo trabajaba con Diego, pero este quedó debiéndole un poco de dinero, por lo que fue a requerirle. Lejos de obtener su platita, lo que recibió fueron golpes. “Tuve que hacer una denuncia en la comisaría, porque este tipo no está bien, me dijo que mis hijas iban a pagar las consecuencias y, si nos pasa algo, él va a ser el culpable”, avisó la doña.

El embrollo ocurrió el martes, en el barrio San Carlos de Hernandarias, Alto Paraná.

Dejá tu comentario