Extra

Actualidad

Mató de una puñalada a su mamá y después se quitó la vida

La mujer tenía un corte en el cuello y en otra pieza estaba su hijo.

Un macabro hallazgo sacudió en la tarde de ayer el tranquilo barrio Valle Apu’a de Lambaré, departamento Central.

Doña Elena Grance Ibovea, de 88 años, fue encontrada por su bisnieta tendida en el interior de su propia casa, sin vida. Tenía un profundo corte en el cuello, ocasionado probablemente por un puñal.

El principal sospechoso del asesinato es su único hijo Miguel Ángel Manfredi Grance, de 67 años, que también fue hallado muerto en la sala, presumiblemente por suicidio.

La nieta los encontró

La nieta de Manfredi llegó a la casa alrededor de las 13:00 para almorzar con ellos como todos los domingos, pero se topó con que el portón estaba encadenado y esto llamó su atención.

La mujer pidió ayuda a su pareja para poder forzar la cerradura y entrar a la vivienda, según datos policiales.

Primero encontraron a su abuelo, luego a su bisabuela en su pieza.

Dieron pronto aviso a la policía y los efectivos de la Comisaría 15ª Metropolitana llegaron al lugar de los hechos e incautaron el arma blanca.

También intervinieron la Fiscalía, los médicos forenses y los agentes de Laboratorio y Criminalística de la Policía.

Según los familiares, el supuesto autor del crimen mostraba signos de depresión desde hace un tiempo y no estaba siendo tratado.

Dejá tu comentario